jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Detenidas 84 personas por intentar estafar medio millón a la Seguridad Social con una empresa ficticia

Entre ellas, figuran varias decenas de falsos trabajadores, que pagaron 200 euros para ser dados de alta pese a saber que no iban a trabajar.

el 14 oct 2013 / 11:59 h.

TAGS:

La Policía Nacional ha detenido a 84 personas, entre ellas a  J.B.N., de 38 años de edad, a quien se acusa de poner en marcha una  "auténtica conspiración" para defraudar a la Seguridad Social  simulando la creación de una empresa para que falsos trabajadores se  beneficiaran de prestaciones sociales por desempleo. Con esta  actuación, la Policía ha evitado un fraude de más de medio millón de  euros. Cada uno de los supuestos empleados pagaban una cantidad de 200  euros al precursor de la trama para ser dados de alta como  trabajadores de esta empresa ficticia afincada en Sevilla, todo ello  a sabiendas de que no iban a desarrollar actividad laboral alguna,  según ha informado la Policía Nacional en un comunicado de prensa. La investigación se inició gracias a la "creciente" colaboración  existente entre la Inspección Provincial de Trabajo y la Policía para  detectar y neutralizar los fraudes cometidos en los ámbitos laborales  y que afectan directamente a la Seguridad Social. Fruto de esa colaboración, se detectó una empresa en la capital  hispalense que, por su inactividad laboral, despertaba ciertas  sospechas entre los investigadores, por lo que se iniciaron  diligencias policiales a fin de concretar la verdadera actividad de  la misma y determinar si existía algún trasfondo delictivo en su  entorno empresarial. Las comprobaciones realizadas por los agentes sirvieron para  destapar una "auténtica trama" puesta en marcha por J.B.N., un  antiguo empleado de empresas de la construcción que contaba con  experiencia en el ámbito del derecho mercantil y que supuestamente se  sirvió de sus conocimientos para obtener un beneficio económico. EL 'MODUS OPERANDI' El 'modus operandi' de esta persona consistía en la creación de  una empresa ficticia dotándola de cierta cobertura legal para  realizar contrataciones de falsos trabajadores que le pagaban una  cantidad fija --unos 200 euros por trabajador-- a sabiendas de que no  realizarían actividad profesional alguna, todo ello con la intención  de que estos se beneficiaran de futuras prestaciones por desempleo. La falsa empresa, que llevaba operando desde finales de 2012,  únicamente consiguió defraudar un total de 16.822 euros, cantidad  que, de no haber sido por la "rápida" intervención de los  investigadores, podría haber ascendido a 565.000 euros. Como medida de seguridad para evitar ser descubierto, el artífice  de la trama había constituido la falsa empresa en torno a la figura  de una tercera persona con antecedentes penales por delitos comunes  afincado en Sevilla y que ejercía como mero 'testaferro', impidiendo  identificar al verdadero autor del fraude. NO SE DESCARTAN NUEVAS DETENCIONES Asimismo, la contratación de servicios externos por parte de esta  empresa, como por ejemplo una gestoría que se encargaba de los  trámites con la administración, dotaba aún más de legalidad  encubierta a esta trama. No obstante, y tras distintas diligencias de investigación en  torno a los trámites realizados por la entidad ficticia, los agentes  identificaron al individuo que había puesto en marcha este fraude a  la Seguridad Social y a otras cuatro personas más implicadas en los  hechos, que fueron detenidas en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Igualmente, y hasta el momento, se han localizado a 79 personas,  falsos trabajadores de esta empresa, que con conocimiento de la  actividad ilícita de la empresa tomaron parte de las pretensiones de  la misma para beneficiarse de las prestaciones por desempleo  obtenidas de forma ilegal. Con las últimas detenciones, desarrolladas tanto en Sevilla  capital como en Sanlúcar de Barrameda, el número total de detenidos  asciende a un total de 84, si bien la investigación continúa abierta  y no se descartan nuevas detenciones. A los arrestados, salvo al que figuraba como 'testaferro', no les  constaban antecedentes policiales previos, y se les imputa la  comisión de supuestos delitos contra la Seguridad Social y falsedad  documental.

  • 1