Local

Desarticulada una red de fraude a la Seguridad Social en Sevilla

La Policía detiene a 93 personas que cobraban 400 euros por persona por cursar altas de trabajadores en dos empresas ficticias

el 21 feb 2014 / 14:14 h.

TAGS:

Desempleados hacen cola en una sede del SAE. / José Manuel Cabello Desempleados hacen cola en una sede del SAE. / José Manuel Cabello La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal afincado en  Sevilla que supuestamente cobraba entre 200 y 400 euros por persona  por cursar altas de trabajadores en dos empresas ficticias creadas  por la trama "con el único fin de lucrarse y defraudar a la Seguridad  Social" y que ha provocado la detención de 93 personas. Según informa en una nota la Policía, entre los detenidos se  encuentran los dos presuntos precursores de la estafa y el resto de  falsos trabajadores que supuestamente se estuvieron beneficiando de  las indebidas prestaciones públicas y que llegaron a superar los  160.000 euros defraudados que podrían haber ascendido a más de  600.000. La investigación se inició con motivo de las comprobaciones que  realizan los agentes especializados en materia de fraude fiscal y  falsedades documentales en materia laboral amparados por un reciente  convenio entre el Ministerio del Interior y el de Empleo y Seguridad  Social para luchar contra el empleo irregular y el fraude a la  Seguridad Social. Fruto de esas gestiones policiales, se tuvo conocimiento de la  supuesta actividad ilegal que estaban llevando a cabo dos personas  que habían creado dos empresas ficticias -que no realizaban ningún  tipo de actividad profesional y que falseaban datos fiscales-  consistente en ofrecer a personas en situación de desempleo la  posibilidad de ser dados de alta como trabajadores de sendas empresas  a fin de obtener las prestaciones sociales correspondientes a cambio  de una contraprestación económica que oscilaba entre los 200 y 400  euros. Gracias a la colaboración preexistente de la Policía con la  Inspección Provincial de Trabajo de Sevilla, pudieron destapar esta  trama en la que estas dos empresas falsas, que supuestamente se  dedicaban a la actividad inmobiliaria, al parecer ofrecían un  contrato de trabajo y la posibilidad de acceder al cobro de las  prestaciones y subsidios a cambio de aquella contraprestación que en  ningún caso se empleaba para el pago de las cotizaciones por el  trabajador, lo que suponía un doble fraude a la Seguridad Social. Estas empresas ficticias gestionadas por tan sólo dos personas  contaban con una amplia cartera de falsos trabajadores entre los que  no sólo había desempleados sino también personas que se encontraban  cumpliendo una pena en prisión y que gracias a falsos contratos de  trabajo conseguían acceder también a beneficios penitenciarios como  el tercer grado. Asimismo, algunos ciudadanos extranjeros a quienes les caducaba su  permiso de residencia en España, solicitaban los servicios de estas  falsas empresas para obtener un contrato simulado que les  posibilitara incrementar su estancia en nuestro país. MAS DE 300.000 EUROS DEFRAUDADOS Los agentes calculan, a espera de una cuantificación más  exhaustiva, que entre las cuotas impagadas por los falsos empresarios  en concepto de seguros sociales y el cobro indebido de prestaciones y  subsidios por parte de los trabajadores ficticios el importe de lo  defraudado podría ascender a más de 300.000 euros; si bien, de no  haber intervenido la Policía el fraude podría haber superado los  600.000 euros. Finalmente, la operación, llevada a cabo en su totalidad en  Sevilla, se saldó con la detención de un total de 93 personas, entre  los que se encontraban los dos precursores de la trama que ya  contaban con antecedentes policiales previos por tráfico de drogas.

  • 1