martes, 20 noviembre 2018
12:59
, última actualización
Local

Detenidas dos personas por estafa y fraude al ofertar en falso viviendas embargadas

el 19 abr 2012 / 12:22 h.

TAGS:

Agentes de Policía Nacional han detenido a S.L.C.G. nacido en  Sevilla en 1972, y a V.P.M., nacido en 1969, por un delito continuado  de estafa y fraude inmobiliario, pues supuestamente se apropiaron de  273.600 euros de 20 inversores a los que engañaron con falsas  operaciones de compra venta de inmuebles.

Dos empresas dedicadas a la gestión de inmuebles y a los créditos  privados captaban a los clientes y escenificaban el engaño

En un comunicado, la Policía Nacional informa de que los dos  detenidos simulaban poseer, gracias a sus numerosos contactos, una  amplia cartera de viviendas procedentes tanto de capital privado como  de embargos a la espera de resoluciones judiciales, lo que según  ellos les permitía ofertarlos a un valor muy inferior al de su  tasación.

UNA EMPRESA "FANTASMA"

La red operaba a través de dos empresas, una real y otra  "fantasma", dirigidas por cada uno de los detenidos. Las víctimas  eran personas que se interesaban por los inmuebles en venta,  publicitados en distintos medios, e iban a informarse a la sede de la  empresa real, una lujosa oficina dedicada a la gestión empresarial de  créditos e inmuebles.

Allí eran informados de las ventajosas condiciones de venta y de  que los inmuebles eran vendidos por otra empresa, la "fantasma", que  no existía en el registro mercantil, dedicada a la gestión  inmobiliaria y los créditos privados.

El director de esta segunda empresa era quien, tras acordar una  cita con los clientes, les mostraba su "catálogo" de viviendas, con  fotografías, planos, metros cuadrados, precio, etc. Además, en esta  cita "convencía a las víctimas de que él era en realidad un  importante abogado penalista de la capital con una excelente relación  con jueces y directores de bancos, siendo en realidad un delincuente  con varios antecedentes por estafa".

DINERO DE "RESERVA"

Finalmente, los clientes entregaban una elevada cantidad de dinero  como "señal de reserva" de cada uno de los inmuebles, encargándose la  primera de las empresas de la confección de los contratos y del resto  de los trámites legales, acordando una fecha para la venta y entrega  de llaves. Rebasada esta fecha era cuando las víctimas se interesaban  por el estado de la operación o pretendían recuperar su dinero al  demorarse la venta, pero recibían como excusa que los juzgados  estaban saturados y los procedimientos de embargo "iban muy  despacio".

Alcanzada cierta cantidad de dinero y cuando la presión de las  víctimas con denunciar era enorme, la empresa ficticia "simplemente  daba de baja los teléfonos y  desaparecía y la empresa real aseguraba  que ella también había sido engañada como intermediaria de las  operaciones y que se había quedado sin cobrar las comisiones de  venta".

VEHICULO DE LUJO

A los detenidos se les ha intervenido numerosa documentación y  diversos vehículos de lujo. La investigación, que ha finalizado con  la detención de estas dos personas, se inició en noviembre al  recibirse la denuncia del primero de los afectados.

En una primera fase se centraron en la identificación de los  denunciados y en determinar su "modus operandi". Posteriormente se  centraron en localizar a las víctimas e informarles de lo que estaba  ocurriendo. Muchas de ellas pretendían comprar inmuebles que en  realidad no estaban embargados y cuyos legítimos propietarios no los  habían puesto en venta.

ANUNCIOS MANIPULADOS

En otros casos se trataba de inmuebles que sí estaban en venta,  pero de manera particular por sus dueños y no a través de ninguna  empresa, habiendo aprovechado los estafadores los anuncios que estos  habían publicado como si fueran suyos, falsificándolos a su  conveniencia.  

Practicadas estas diligencias los policías obtuvieron los indicios  y pruebas que demostraban la connivencia entre los estafadores y su  relación con los delitos cometidos, procediendo a su detención,  siendo ésta en realidad la fase más difícil por sus continuos cambios  de domicilio y las medidas que tomaban para no ser localizados.

Se practicaron sendos registros domiciliarios en los que se  intervinieron numerosa documentación y ordenadores, además de  diversos vehículos de gama alta. Finalizadas las diligencias  policiales los detenidos pasaron a disposición judicial, V.P.M.  carecía de antecedentes mientras que S.L.C.G. había sido detenido con  anterioridad en cuatro ocasiones, siempre por ilícitos de la misma  naturaleza.

Tanto la investigación como las detenciones han sido desarrolladas  por los agentes del Grupo Operativo de Investigación de la Comisaría  de Policía Nacional del Distrito Centro.

  • 1