Local

Detenidas otras tres personas por la muerte de un joven en la Feria

La Policía Nacional detuvo ayer a otras tres personas por la reyerta en la que perdió la vida el joven Juan Fernando Martínez de 19 años al recibir una puñalada en el corazón, con lo que ya son cinco los arrestados por el trágico suceso.

el 16 sep 2009 / 02:10 h.

TAGS:

La Policía Nacional detuvo ayer a otras tres personas por la reyerta en la que perdió la vida el joven Juan Fernando Martínez de 19 años al recibir una puñalada en el corazón, con lo que ya son cinco los arrestados por el trágico suceso. Además, la Policía está a la espera confirmar si la sangre hallada en una hoja de 30 centímetros encontrada en el lugar de los hechos, la calle Paseo de los Remeros, junto a la Feria, es de la víctima, lo que indicaría que fue el arma utilizada.

Los detenidos son Sergio P.A., de 24 años y sin antecedentes policiales; Mario G.M., de 22 años y con antecedentes por violencia en el ámbito familiar (malos tratos); y Jesús E.C., también de 22 años y con antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y robos con violencia. Poco después del crimen fueron detenidos Martín S.B., de 29 años, y Juan Antonio L.V., de 21 años.

Los nuevos arrestos se producían el mismo día en que el joven recibía sepultura en Gines, donde residía con su familia adoptiva, tras un largo y emotivo funeral al que asistieron cientos de personas que incluso tuvieron que permanecer en la calle al no caber en la iglesia de Nuestra Señora de Belén. "Juan era muy conocido no sólo en Gines, sino en todos los pueblos de por aquí", decía ayer su amigo Daniel, quien le recordaba como "un niño muy bueno", aunque mal estudiante. De hecho, el joven había retomado la ESO en el Instituto El Majuelo después de conocer a su novia "que fue la que lo animó, porque había dejado de estudiar a los 16 años", tras lo que trabajó algunos veranos como escayolista ayudando a su padre, que se dedica a la restauración de hoteles.

Daniel era uno de los amigos que estuvo con él en la Feria durante toda la noche del jueves, con unos 15 amigos más de Gines, que luego se fueron. "Juan se marchó con tres amigos suyos de toda la vida que conoció en Triana", y estaba con ellos cuando un grupo le robó la chaqueta a uno de ellos. "A él y a sus amigos ya le habían robado una vez una chaqueta en una discoteca, por eso esta vez salió corriendo tras ellos", explica su amigo. Cuando los alcanzó se enzarzaron en una reyerta hasta que uno de ellos sacó una navaja y le dio a Juan una puñalada en el corazón.

hijo adoptivo. Los padres le habían adoptado hace más de quince años a través de la labor social de San Gonzalo, al igual que a su hermano mayor, Moisés, y a su hermana pequeña Reina (todos de origen colombiano). De hecho, su hermano, junto con más familiares y amigos, portó ayer su féretro hasta el coche fúnebre entre los cánticos del coro de la iglesia y de sus compañeros de Camino Neocatecumenal, con los que participó en 2005 en un encuentro con el Papa en Colonia, y que ayer lloraban desconsoladamente.

Todos quisieron acompañarle y recordarle como un joven al que le gustaba jugar al tenis. Un sevillista al que le encantaban los derbis con el eterno rival y al que también disfrutaba jugando a la videoconsola con sus amigos, que al día siguiente de su muerte le buscaban para "echar una partida".

  • 1