Local

Detenidas siete personas y clausurado un prostíbulo ubicado en un polígono industrial de Sevilla

Unas 10 mujeres residían en el establecimeinto, donde eran obligadas a prostituirse.

el 27 ene 2012 / 11:37 h.

TAGS:

Agentes pertenecientes al Grupo III de la Ucrif de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Sevilla han finalizado con éxito una operación contra la trata de seres humanos tras descubrir que, en un local ubicado en la periferia de la capital, se llevaban a cabo prácticas encubiertas de explotación sexual de mujeres. La operación, de esta manera, se ha saldado con la detención de siete personas y la clausura del local.

En un comunicado de prensa, la Policía Nacional ha informado de que, ante el aumento del número de locales de alterne donde se lleva a cabo la explotación sexual de mujeres de manera encubierta, el Grupo III de esta Unidad inició una investigación en torno a un conocido establecimiento ubicado en un polígono industrial de la periferia sevillana donde se podrían estar llevando a cabo este tipo de prácticas ilegales.

De este modo, se inició un dispositivo policial en el que se utilizaron diversas técnicas de investigación para comprobar el verdadero alcance de los hechos, determinando la existencia de un grupo de diez mujeres, la mayoría de ellas extranjeras, que residían en distintas habitaciones del establecimiento.

Estas mujeres eran obligadas a prostituirse para pagar el importe del supuesto alojamiento, que no era más que un recurso "ficticio" con apariencia de legalidad que viene sirviendo a los dueños y regentes de dichos locales para eludir la acción de la Justicia, siendo conocidos este tipo de negocio como clubes 'con plaza', ya que además de cobrarles una cantidad por alojamiento, estos percibían otro tanto por ciento en función de los servicios sexuales realizados por aquellas.

CONSUMO DE DROGAS

Tras las diligencias iniciales y una vez descubierto el 'modus operandi' que se llevaba a cabo en este local de alterne, los agentes procedieron a su entrada y registro, donde pudieron conocer de primera mano la existencia de una administración interna que determinaba los servicios de prostitución que realizaba cada una de las supuestas inquilinas y las ganancias que obtenían por los mismos.

Asimismo, los investigadores comprobaron que el consumo de drogas como la cocaína y el hachís era habitual en el interior del local, tanto entre las mujeres que ofrecían sus servicios como entre los propios clientes, señalando como presunta responsable de la introducción de la droga en el club a una de las mujeres que ejercía la prostitución, a la cual le fueron intervenidas distintas dosis de cocaína dispuestas para su venta.

Junto a esta última, detenida por un presunto delito de tráfico de drogas, han sido arrestadas otras seis personas más, entre ellas el dueño y el encargado del local, por un presunto delito de trata de seres humanos. Los siete detenidos ya fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, quien decretó igualmente la clausura del local donde se llevaban a cabo estas prácticas delictivas.

  • 1