Local

Detenido con 961 kilos de hachís tras una persecución con un helicóptero

La Guardia Civil ha detenido a una persona acusada de transportar en un barco 961 kilos de hachís por el río Guadalquivir, operación que se culminó después de que un helicóptero le persiguiera durante 45 minutos.

el 16 sep 2009 / 01:35 h.

TAGS:

La Guardia Civil ha detenido a una persona acusada de transportar en un barco 961 kilos de hachís por el río Guadalquivir, operación que se culminó después de que un helicóptero le persiguiera durante 45 minutos.

Según ha informado hoy el Instituto Armado, la operación comenzó de noche, cuando los guardias civiles detectaron una embarcación semirrígida y sin iluminación que subía el río Guadalquivir en dirección a Sevilla.

Los agentes organizaron un dispositivo para localizar la embarcación que dio sus frutos por la mañana, cuando encontraron el barco, que estaba dotado con potentes motores, escondido entre arbustos y con rastros de que había transportado hachís.

Al mediodía, los guardias observaron embarcaciones subiendo río arriba, y en una zona conocida como la Señuela, en Lebrija (Sevilla), localizaron fardos que eran embarcados por tres personas, de las que sólo pudo ser detenida tras la huida emprendida por dos de ellos en un barco y a pie por otra.

El helicóptero de la Guardia Civil que participaba en el dispositivo persiguió durante 45 minutos a la embarcación cargada, que se había dado a la fuga.

Durante este tiempo, la tripulación del helicóptero hizo reiteradas indicaciones a los ocupantes del barco paran que detuvieran la embarcación y se dirigieran a tierra.

En un giro brusco, la embarcación volcó y sus dos ocupantes cayeron al agua, uno de los cuales se quedó en el agua aunque alcanzó la orilla nadando, mientras que el otro logró subir de nuevo en el barco y continuó la fuga.

Los agentes del helicóptero tomaron tierra, auxiliaron a la persona caída al agua y la detuvieron, tras lo cual reanudaron el seguimiento de la embarcación hasta que el fugado embarrancó en tierra y emprendió la huida a pie.

Esta persona se ocultó en la vegetación y no pudo ser capturado dado que las condiciones no permitían que los agentes descendieran del aparato y lo persiguieran por tierra.

La patrullera del Servicio Marítimo, junto con componentes de la Comandancia de Sevilla, se dirigieron al lugar donde presumiblemente habían descargado el hachís y localizaron 31 fardos de polen de hachís que dieron un peso de 961 kilos.

Los agentes han identificado a los dos huidos, que se encuentran en situación de búsqueda y detención para ser presentados ante la autoridad judicial.

  • 1