Local

Detenido con casi una tonelada de Hachís huyendo a más de 210 km/h

La Guardia Civil ha intervenido 850 kilos de hachís en un vehículo interceptado en la A-49, en las proximidades de Huelva.

el 16 nov 2009 / 12:51 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han  intervenido en una actuación conjunta 850 kilos de hachís en un  vehículo interceptado en la A-49, en las proximidades de Huelva, cuyo  conductor, al percatarse de la presencia policial, emprendió la  huída, durante la que llegó a superar los 213 kilómetros por hora.

Según explicó la Subdelegación del Gobierno en un comunicado, un  control policial desplegado en la autovía obligó al conductor a  salirse de la vía y, tras huir a pie, fue finalmente localizado  oculto entre unos matorrales, tras lo que se procedió a su detención. 
En un dispositivo de vigilancia, los agentes de la Policía  Nacional detectaron en las proximidades de Huelva un automóvil que,  por sus características, levantó sus sospechas. Comenzaron entonces  un seguimiento del vehículo y al aproximarse pudieron ver a través de  las ventanas varios fardos de arpillera de color marrón, utilizados  normalmente para el transporte de hachís.  El coche con el cargamento ilícito se dirigió hacia la autovía  A-49 y, de forma repentina, comenzó a realizar cambios bruscos de  velocidad y de carril sin motivo aparente, con la única intención de  detectar si era seguido. Su conductor comenzó a circular de forma  temeraria y el vehículo, con una potencia de más de 580 caballos,  adelantó incluso por el arcén y en su huida fue 'cazado' por un radar  a 213,8 kilómetros por hora.
Ante el riesgo que podía suponer para los otros usuarios de la vía  y la imposibilidad de darle alcance, los agentes solicitaron la  colaboración de la sala del 091 y de la Guardia Civil de Tráfico, con  el fin de coordinar la actuación de otras unidades y establecer un  control de carretera que permitiera la detención del vehículo.  

CONTINUO LA HUIDA

Los agentes le dieron el alto a la altura del kilómetro 58 pero el  conductor hizo caso omiso a sus indicaciones, arremetió contra ellos  y continuó la huida. Finalmente, a la altura del kilómetro 35, un  indicativo de la Guardia Civil de Hinojos logró establecer un control  que obligó a los coches que circulaban por la autovía a reducir la  velocidad.  

Al percatarse, el conductor se salió de la calzada y emprendió la  huída a pie, cruzando a la carrera los cuatro carriles de la autovía,  pero los agentes le localizaron poco después oculto entre unos  arbustos, momento en el que fue detenido.

  • 1