Local

Detenido el dueño del móvil desde el que se alertó del coche bomba

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía arrestaron ayer en Bilbao al titular del móvil de prepago desde donde se efectuó la llamada en nombre de ETA para avisar del atentado. No obstante, esta persona denunció días después de la compra del teléfono la pérdida de sus documentos de identidad con los que se adquirió el aparato. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 17:41 h.

TAGS:

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía arrestaron ayer en Bilbao al titular del móvil de prepago desde donde se efectuó la llamada en nombre de ETA para avisar del atentado. No obstante, esta persona denunció días después de la compra del teléfono la pérdida de sus documentos de identidad con los que se adquirió el aparato.

De ahí que tras las primeras horas de investigación la Policía se incline por desvincular al detenido con el atentado terrorista. Sin embargo, las pesquisas no avanzan debido a la negativa rotunda del arrestado a colaborar y a aclarar lo sucedido. El detenido, que responde a las iniciales J.M.M.G, fue interrogado por primera vez el jueves por Policía y Ertzaintza en relación con el móvil y en todo momento negó haberlo comprado. Y tras la detención de ayer por la mañana, rechazó dar más explicaciones. Ayer fue trasladado a la Comisaría General de Información de Madrid donde continuarán los interrogatorios en el marco de la investigación del atentado. Se decretará para ello el régimen de incomunicación.

Según fuentes de la Policía, por ahora están abiertas todas las posibilidades, tanto la del robo de la documentación, como la de algún tipo de relación del arrestado con los autores del atentado, para los que podría haber adquirido el teléfono.

Falta de precisión. Hay que recordar que la llamada a la asociación de ayuda en carretera DYA de Vitoria se realizó hacia las 9.50 horas del jueves para alertar de la colocación de un coche bomba en el "campus de la Universidad", sin precisar de cuál se trataba. La falta de precisión hizo que se sospechara de la Universidad de Vitoria, pero finalmente explotó el artefacto en Navarra a las 11.00 de la mañana. Hasta un total de 33 personas resultaron heridas leves.

Al respecto, el consejero vasco de Interior, Javier Balza, insistió en que la Ertzaintza acordonó el campus universitario de la Universidad de Vitoria después de que se recibiese la alerta porque "no había nada que hiciera pensar" que la explosión "iba a ser fuera del campus de Vitoria". Asimismo, declaró que "no cabe duda" de que hay "una serie de células de ETA en activo", y advirtió de que "mientras no logremos ponerlas a disposición judicial, vamos a tener estos atentados".

Tras ello, abogó por dejar que la investigación sobre el atentado "avance" para ver si "el montaje de la bomba en el coche se realizó en la zona de Guipúzcoa -donde los terroristas robaron el vehículo utilizado en el atentado- o bien fue hecho en Navarra".

Así, si todos los partidos políticos -excepto ANV-, instituciones y agentes sociales condenaron sin fisuras el mismo jueves el atentado, ayer fueron los estudiantes de toda España quienes manifestaron su repulsa en una concentración a las 12.00 horas.

Respuesta masiva. Citados por la Conferencia de Rectores (CRUE), sólo en el campus de Navarra se concentraron unas 3.000 personas, según informó el centro a Europa Press. Guardaron cinco minutos de silencio en la explanada del edificio de Ciencias Sociales, a pocos metros del aparcamiento donde estalló el vehículo colocado por ETA. El lugar quedó abarrotada de personas bajo la lluvia y finalizó con un cerrado aplauso. Hasta el campus se acercaron, además del rector de la Universidad de Navarra, Ángel Gómez-Montoro, y del de la UPNA, Julio Lafuente, las principales autoridades de Navarra, como su presidente, Miguel Sanz, los consejeros de su gabinete, la presidenta del Parlamento foral, Elena Torres, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina y la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz.

Esta última anunció que a medida que pasen los días el mecanismo del Consorcio de Compensación de Seguros se hará cargo de la situación y sufragará los gastos del centenar de vehículos dañados por la deflagración -20 quedaron completamente calcinados-.

  • 1