Local

Detenido en Utrera por ordenar que arrojaran a su ex novia líquido inflamable

Sometía a su ex novia a todo tipo de acosos y agresiones desde hace meses utilizando para ello a un menor hasta que, hace unos días, fue detenido por la Guardia Civil. Los hechos ocurrieron en Utrera y el detenido es M.S.C., que incluso llegó a encargar al menor que arrojara a su ex novia un líquido inflamable a la cara.

el 16 sep 2009 / 03:44 h.

TAGS:

Sometía a su ex novia a todo tipo de acosos y agresiones desde hace meses utilizando para ello a un menor hasta que, hace unos días, fue detenido por la Guardia Civil. Los hechos ocurrieron en Utrera y el detenido es M.S.C., que incluso llegó a encargar al menor que arrojara a su ex novia un líquido inflamable a la cara.

Los hechos se remontan a meses atrás, cuando una joven presentó una denuncia en el cuartel de Utrera manifestando que está siendo amenazada telefónicamente y que la acosaban y la seguían continuamente. Tras esta denuncia puso varias más, hablando de que unos desconocidos le enviaban mensajes amenazantes desde teléfonos públicos y que incluso le llegaron a romper la puerta de su vivienda. Su vehículo también sufrió daños con líquidos corrosivos y pintura. Todo esto la había llevado a un estado de gran angustia y ansiedad.

Pero no fue la única. El pasado mes de mayo, otra mujer, compañera de trabajo de la anterior, también se personó en el cuartel. Relató que había recibido una carta anónima en la que la confundían con la jefa de la otra denunciante y la amenazaban, tanto a ella como a sus hijos. En el anónimo le daban detalles de su vida, sus horarios de trabajo y su dirección, así como todo tipo de detalles sobre sus hijos. La amenazaban con dañarlos si no despedía de su trabajo a la mujer que puso las denuncias anteriores.

El drama se desencadenó cuando un desconocido arrojó un líquido inflamable en el rostro y el pelo de la primera víctima cuando se encontraba en el interior de su coche, aparcado, esperando a su compañera de trabajo. Gracias a la existencia de un centro de salud en las inmediaciones del lugar, pudo ser atendida rápidamente y las lesiones y quemaduras que sufre no llegaron a alcanzar toda la gravedad que hubiera podido tener.

Los agentes del área de investigación de Utrera, desde la primera denuncia, se habían hecho cargo de las investigaciones e intentaron identificar al responsable de los hechos. No obstante, el principal sospechoso, el ex novio de la víctima, siempre tenía coartada y presentaba diferentes testigos que la ratificaban.

Pese a todo, los agentes continuaron investigando y llegaron a ubicar a un adolescente de 14 años en el lugar de los hechos. Tras preguntar a este sospechoso, y a otros menores de su entorno, el adolescente confesó ser el autor material de los hechos: tanto de las llamadas como del anónimo. También admitió haber sido él quien arrojó el líquido inflamable al rostro de la víctima, aunque manifestó haber sido instigado en todo momento por un amigo. Éste resultó ser el ex novio de la denunciante, que, según el menor, lo inducía para que cometiese todos estos delitos, le proporcionaba los medios e incluso lo llevaba al lugar exacto.

  • 1