Local

Detenido por echar a una mujer con sus hijos menores de edad del piso que le realquiló

La Guardia Civil del puesto principal de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) ha detenido a R.Z., natural de Lituania, por delitos supuestos de allanamiento de morada y coacciones, al echar a una mujer con sus dos hijos menores de edad del piso que le realquiló.

el 16 sep 2009 / 03:11 h.

TAGS:

La Guardia Civil del puesto principal de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) ha detenido a R.Z., natural de Lituania, por delitos supuestos de allanamiento de morada y coacciones, al echar a una mujer con sus dos hijos menores de edad del piso que le realquiló.

En un comunicado, la Benemérita informó de que una mujer de nacionalidad lituana, puso una denuncia, con los servicios de un traductor por no hablar ésta castellano en el cuartel de San Juan de Aznalfarache en la que explicó que el agente de la inmobiliaria que le alquiló el piso donde vive le quitó sus llaves y la echó tras amenazarla.

Al parecer, la víctima vivía en un piso en la localidad de Gelves (Sevilla) junto a su marido, sus dos hijos menores de edad y un amigo de la familia. Este piso lo alquiló a una inmobiliaria de Coria del Río (Sevilla) y en el contrato de alquiler estaba especificado el pago pactado, entre los días cinco al diez de cada mes por adelantado.

La denunciante avisó a la inmobiliaria de que iba a retrasarse en el pago este mes, ya que estaba a la espera de conseguir un trabajo que le ofreció un vecino del inmueble, aceptando la inmobiliaria este retraso. Los agentes se pusieron en contacto con este vecino que confirmó el relato de la víctima.

Del mismo modo, la víctima denunció que el agente de la inmobiliaria que le alquiló el piso se presentó en su vivienda sin avisar cuando ella estaba ella sola con sus dos hijos, y en un descuido, entró en su hogar y le quitó las llaves de acceso y el contrato de alquiler.

Después cerró la puerta de la casa y la dejó fuera con sus dos hijos. Ante las protestas de la víctima, el denunciado la amenazó diciendo que no le iba a dar sus pertenencias hasta que no le pagase y se fuera de allí, además de que como llamase a la policía le pegaría.

Según la víctima, el denunciado ya les había amenazado con anterioridad en varias ocasiones con cortarles la luz y el agua para que se marchasen. De estas coacciones son testigos varios vecinos del inmueble.

La Guardia Civil inició sus pesquisas e identificó al denunciado, que tenía varias denuncias y detenciones, y también se pusieron en contacto con los testigos y vecinos de la denunciante, así como con el responsable de la inmobiliaria. De todas las investigaciones, los agentes concluyeron que el denunciado R.Z., natural de Lituania, realquilaba pisos supuestamente de manera ilícita y finalmente fue detenido por los supuestos delitos de allanamiento de morada y coacciones.

  • 1