Local

Detenido por encubrimiento en el crimen de la romería

El segundo arrestado queda en libertad con cargos por los hechos

el 05 ene 2011 / 18:22 h.

TAGS:

La investigación en torno a la muerte del vecino de Dos Hermanas Jesús Ruiz de Castro, después de recibir una paliza en la última romería de Valme que lo dejó 15 días en coma, continúa abierta tras haberse producido una segunda detención en las últimas horas. Se trata de otro hombre, cuya edad e identidad tampoco  se facilitaron por estar el caso bajo secreto de sumario. Quedó en libertad con cargos de presunto encubrimiento del primer detenido, el 30 de diciembre de 2010, que está en prisión como supuesto autor de un homicidio.


El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, aseguró ayer que sigue adelante la investigación en  torno a la muerte de este cámara de televisión  del programa de Canal Sur Andalucía directo, fallecido a consecuencia de la  paliza que le propinaron el 17 de octubre de 2010 durante los citados festejos.


“Seguiremos teniendo  noticias a lo largo de estos días”, auguró el subdelegado. Para llegar a este punto fueron interrogados hasta 15 testigos de la agresión, que no trascendió hasta la muerte del hombre porque se movilizaron su familia y compañeros de trabajo para buscar a gente que pudiera aportar pistas. También destacó que la labor de la Policía Nacional se está desarrollando “de manera callada pero eficiente”. Para concluir: “Las investigaciones están abiertas y, desde luego, la Policía  Nacional llegará hasta sus últimas consecuencias”.


Los hechos ocurrieron en la romería que se celebra cada tercer domingo de octubre en Dos Hermanas. En dicha celebración estaban varios miembros de la familia, entre ellos la víctima, que habían partido hacia la ermita. En un momento dado la víctima se paró a fumarse un cigarro, continuando el resto de familiares el camino. Cuando anduvieron unos 50 metros, se pararon extrañados de que no apareciera, por lo que decidieron volver atrás para buscarlo, hallándolo entonces, poco después del mediodía, tirado en el suelo lleno de sangre y siendo asistido por un hombre que decía ser un efectivo sanitario. Poco después llegó la Policía Nacional y, a los 20 minutos, la ambulancia, que trasladó a la víctima al hospital Virgen del Rocío, donde falleció tras dos semanas en la UCI y siempre inconsciente. El fallecido, de 49 años, era padre de dos hijos y tenía un nieto. Había empezado a trabajar en Andalucía directo desde su arranque, con la emisión de la cabalgata de Reyes Magos de 1998.

  • 1