Local

Detenido por homicidio el padre de los niños tras 10 días desaparecidos

Las “incoherencias” de José Bretón y las escuchas telefónicas conducen a su arresto, aunque él insiste en que los perdió

el 18 oct 2011 / 09:41 h.

TAGS:

Las "incoherencias" en la versión de los hechos y las escuchas telefónicas, según fuentes consultadas por este diario, han sido determinantes para que la Policía Nacional procediera en la madrugada del martes a la detención de José Bretón, el padre que denunció el pasado 8 de octubre la desaparición de sus hijos Ruth, de seis años, y José, de dos, en el parque Cruz Conde de la capital cordobesa.

A pesar de un exhaustivo segundo registro en la parcela de los abuelos de los pequeños en Las Quemadillas, Bretón se mantuvo en sus trece y no se derrumbó. Y todo ello cuando pesa sobre él una imputación, que la comisaría no quiso desvelar, aunque todo apunta a que se trata de un delito de homicidio y otro de denuncia falsa, ya que fue él quien acudió a la comisaría para denunciar la desaparición de los niños.

El arresto se produjo alrededor de las 3.00 horas del martes después de una investigación policial que lleva diez días en curso. Como se recordará, Bretón, en proceso de separación conyugal y en paro, sostiene que aquel sábado llevó a los niños al parque Cruz Conde y en un momento en el que se acercó al coche, los pequeños desaparecieron. Sobre las 18.40 horas de ese día dio la voz de alarma y la Policía Nacional y Local, ayudados por los taxistas y particulares, organizaron una búsqueda que no dio resultado ni entonces ni en los días posteriores.

Cuando la Policía revisó las cámaras de seguridad de la Ciudad de los Niños encontró imágenes de Bretón, pero no de los dos pequeños. Esa misma noche, el padre formalizó una denuncia en la comisaría de Campo Madre de Dios. El juzgado de Instrucción número cuatro de Córdoba abrió la investigación correspondiente. Su esposa, Ruth, vive en Huelva con los niños, ciudad en la que estaba establecido el domicilio matrimonial aunque, tras la separación, él residía temporalmente con sus padres en Córdoba. Ruth interpuso el mismo domingo una denuncia contra su marido por maltrato psicológico para con sus hijos.
A partir de ese momento, la Policía Nacional practica distintas actuaciones encaminadas a esclarecer las circunstancias en las que se produjo la desaparición, con registros en las propiedades familiares, entre ellas el domicilio de los abuelos paternos y una finca en las afueras.

Fuertemente custodiado, Bretón llegó ayer a la parcela propiedad de sus padres en Las Quemadillas sobre las 11.35 horas, según afirman testigos presenciales, que aseguran que viajaba esposado en el asiento trasero de un vehículo policial. El arrestado estuvo acompañado en todo momento de su abogado. El registro de este terreno se prolongó hasta pasadas las 20.40 horas, con la noche ya bien entrada, momento en el que las Fuerzas de Seguridad abandonaron el lugar para llevar a Bretón de nuevo a la comisaría de Campo Madre de Dios. El padre de los pequeños ya ha visitado en varias ocasiones esas dependencias policiales, la última de ellas el pasado viernes, cuando fue llamado por el equipo que dirige la investigación para que se ratificase en la denuncia. Es decir, hasta el lunes figuraba solo como denunciante y testigo de la desaparición de los menores y la Policía Nacional mantenía abiertas "todas las líneas de investigación", que al parecer ahora se han estrechado en torno a él.

Fuentes cercanas al caso aseguraron ayer a este diario que en la detención, que se produce "para preservar sus garantías procesales", ha influido -además de las ya citadas incoherencias de su versión- el factor del tiempo transcurrido entre la interposición de la denuncia y la falta de resultados contundentes que le incriminen en la comisión de un delito.

Asimismo señalan que "un mínimo de garantías jurídicas debe haber" para que el juez que instruye la causa haya concedido finalmente la orden de arresto contra el padre, el principal sospechoso desde hace diez días. Hay que señalar que en la primera inspección efectuada en la parcela de las afueras de la capital se encontraron unos restos óseos en una hoguera cuyo análisis posterior determinó que no eran humanos, sino de perro.

Exmilitar en Bosnia. José Bretón pasó por el Ejército después de abandonar sus estudios. Adscrito a la brigada de Infantería Motorizada Guzmán el Bueno X con base en Cerro Muriano, Bretón participó en una misión internacional de paz en la ciudad de Bosnia, en la antigua Yugoslavia en 1986.

Ya en la vida civil, el ahora detenido tuvo varios trabajos, el último de ellos conocido como conductor, pero hace tres meses que le despidieron. Contrajo matrimonio con Ruth Ortiz, a quien conoció en Córdoba cuando ella estaba estudiando veterinaria.

  • 1