Local

Detenido por intentar arrollar al portero de un bar que le negó la entrada

El joven se dio a la fuga tras atropellar a dos personas, pero fue detenido en su domicilio

el 06 ago 2011 / 14:29 h.

TAGS:

Todo comenzó porque un portero de un bar de copas de Sevilla Este le denegó la entrada ante su aparente estado de embriaguez. El joven, de 30 años de edad y vecino de Sevilla, no encajó bien la negativa y amenazó de muerte al empleado del local. Pero las amenazas fueron más allá, ya que tras coger su vehículo intentó atropellar al portero varias veces, llevándose por delante a un peatón que pasaba por la zona. La Policía Local le detuvo poco después en su domicilio.

Según informó la Delegación de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, el joven salió huyendo del lugar tras lo hechos, pese a lo cual los agentes lograron arrestarle poco después, ya en su domicilio. El detenido, con antecedentes, ha pasado a disposición judicial como presunto autor de cuatro delitos: contra la seguridad del tráfico, tentativa de homicidio, lesiones y resistencia. Las dos personas atropelladas tuvieron que ser trasladadas hasta el hospital Macarena con diversas heridas, de carácter leve.

Los hechos ocurrieron en la avenida de la Innovación de Sevilla Este, en una zona donde hay diversos bares de copas, en la puerta de uno de estos establecimientos. Una dotación de la Policía Local se personó en el lugar tras recibir el aviso de que un varón de mediana edad había invadido una zona peatonal para embestir la puerta del establecimiento. Como consecuencia, además de las lesiones personales, también causó diversos daños materiales.

AMENAZÓ AL PORTERO. Según los datos recabados por los agentes que acudieron al local, el detenido se personó en el establecimiento con la intención de entrar en él. Sin embargo, el portero le denegó la entrada debido a la intoxicación etílica evidente que presentaba. La reacción del joven ante la negativa fue insultar, amenazar de muerte y agredir con una mesa que se encontraba próxima a la entrada al empleado del bar.

El portero, ante la actitud del ahora detenido, se defendió hasta que consiguió reducirlo con la intención de que depusiera su actitud y que no causara daños mayores. Sin embargo, pese a que fue controlado por el portero, transcurrido un tiempo el joven volvió al lugar conduciendo un turismo a gran velocidad, e invadiendo íntegramente la zona peatonal en la que se encuentra el bar. La intención del ahora arrestado era atropellar al empleado del establecimiento por haberle impedido la entrada. El joven lo intentó en varias ocasiones, pero no llegó a conseguirlo, ya que el portero se refugió a la entrada del establecimiento.

No obstante, en uno de estos intentos, el conductor llegó a atropellar a un viandante, ajeno a toda la discusión, que aguardaba en las proximidades del bar. Esta persona y el empleado tuvieron que ser trasladados al hospital Virgen Macarena para ser atendidos de las heridas, que afortunadamente no eran de gravedad, sino de carácter leve.

Tras atropellar al peatón, el presunto agresor se dio a la fuga, aunque los agentes de la Policía Local que se desplazaron hasta el lugar lograron localizarlo en su domicilio, gracias a las declaraciones de los testigos y por los restos del vehículo que había dejado en el lugar de los hechos. Los policías procedieron a la detención del conductor, que, además, intentó resistirse a su arresto.

Una vez detenido, los agentes trasladaron al arrestado a las dependencias de la Policía Local, donde comprobaron que el joven tenía ya antecedentes delictivos. El presunto agresor ha sido acusado por un delito de tentativa de homicidio, lesiones, contra la seguridad vial y resistencia. Las diligencias ya han sido remitidas a las autoridades judiciales correspondientes y el detenido puesto a disposición del Juzgado de Guardia para que resuelva sobre su situación.

  • 1