Local

Detenido por violar a una joven en Viapol en cuanto salió de la cárcel

La detención del supuesto autor de la violación de una joven el día de Navidad de 2006, tras ser identificado gracias a su ADN, ha vuelto a poner sobre la mesa la tozuda reincidencia en los delitos sexuales.

el 14 sep 2009 / 23:10 h.

TAGS:

La detención del supuesto autor de la violación de una joven el día de Navidad de 2006, tras ser identificado gracias a su ADN, ha vuelto a poner sobre la mesa la tozuda reincidencia en los delitos sexuales: Manuel G.R., de 43 años, ya había sido arrestado antes por casos similares, y cometió esta agresión el mismo mes en que salió de prisión.

Ha costado un año, pero la Policía Nacional ha detenido al autor de una violación cometida pasadas las siete de la mañana del 25 de diciembre de 2006 en la calle Enramadilla de Viapol. Una joven de 22 años fue asaltada por la espalda por un individuo que la cogió del cuello, le tapó la boca, la amenazó de muerte y la arrastró hacia una obra, detrás de unos matorrales, donde la violó repetidas veces y de distintas formas.

La joven pudo escapar cuando el agresor se alejó para orinar. El hombre se encuentra ya en prisión por decisión del juzgado, pero no es su primer paso por la cárcel: acababa de salir de ella cuando cometió este ataque sexual. Le constan 13 arrestos anteriores, varios de ellos también por delitos sexuales.

El caso se ha podido resolver después de una complicada investigación, porque la víctima no llegó a verle la cara a su agresor. Sólo pudo decir que tenía la voz ronca o grave. Pero la Policía Científica consiguió extraer sangre de la ropa de la joven y con ella identificó el ADN del agresor.

Entretanto, el Servicio de Atención a la Familia, que se ocupa de todos los delitos de malos tratos y contra la libertad sexual, fue pergeñando un perfil del sospechoso: actuaba cuando aún estaba oscuro -en este caso, por la mañana temprano-, en la calle y abordando a sus víctimas de una forma característica, por la espalda y con gran violencia, aunque sin emplear armas, sino amenazas. Las arrastraba a un lugar apartado y allí las violaba repetidamente.

El hombre fue detenido hace unos meses por robar un vehículo, y se extrajeron muestras de su ADN, que al ser introducidas en la base de datos de los delincuentes reincidentes de la Policía dieron positivos: su historial demostró que ya acumulaba otras agresiones sexuales, y que había estado en prisión hasta pocos días antes de este último ataque, el único que se le imputa en esta ocasión. Su forma de actuar en agresiones sexuales anteriores coincidía por completo con la descrita en este caso, un rasgo típico de los violadores, al igual que la reincidencia, según recordó ayer la Policía Nacional en un comunicado en el que informó de estos hechos.

precedente. Hace dos meses, la Policía Nacional detuvo a un joven de 21 años vecino de Los Pajaritos, al que acusó de siete abusos sexuales contra niñas menores de edad, las últimas veces violaciones completas. El chaval ya había sido detenido antes por nueve agresiones, siempre a chiquillas de entre 10 y 15 años. El chico estaba en libertad provisional después de haber pasado tres meses en prisión por los casos anteriores, y sólo tardó dos meses en reincidir.

También en este caso repetía una y otra vez el esquema de sus agresiones y la hora a las que las cometía, de nuevo por la mañana temprano, ya que trabajaba de noche y lo hacía antes de volver a casa.

  • 1