Local

Detenido tras una persecución un supuesto ladrón que corría con su botín seguido por la víctima

Los agentes observaron a una persona que corría seguido  por una mujer que gritaba, al parecer, recriminándole algo.

el 31 ene 2010 / 17:32 h.

TAGS:

Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Estepa (Sevilla) han  detenido a una persona por supuestos delitos de Robo en Vivienda  Habitada, Allanamiento de morada y Desobediencia a la Autoridad en el  Ejercicio de sus Funciones.

El Instituto Armado informó en un comunicado de que los hechos se  produjeron cuando una Patrulla de la Guardia Civil de Estepa  realizaba servicio de Seguridad Ciudadana en la localidad de  Aguadulce. Los agentes observaron a una persona que corría seguido  por una mujer que gritaba, al parecer, recriminándole algo.

Ante los hechos, uno de los agentes interrogó a la mujer, mientras  otro partió en persecución del que huye, que no ha dejado de correr a  gran velocidad en ningún momento. La mujer informa al agente que, al  escuchar ruidos extraños en la planta baja de su casa, "bajó pensando  que se trataba de su marido y sorprendió a este individuo robando en  una de las habitaciones".

Así, el segundo agente partió en auxilio de su compañero para  apoyarlo en la persecución del supuesto ladrón, cuyo rastro se había  perdido de momento. Los agentes persistieron en su búsqueda y  encontraron unas huellas recientes en las proximidades de una huerta  que hay en la parte trasera de la Iglesia.  

Siguiendo el rastro de las pisadas, los agentes llegaron a un  canal de riego donde consiguieron localizar al sospechoso, agazapado  a la espera de que los agentes desistieran de su búsqueda. Del mismo  modo, detuvieron a esta persona, que responde a las iniciales de  C.G.L. de 39 años y vecino de Sevilla como supuesto autor de delitos  de Robo en Vivienda Habitada, Desobediencia a la Autoridad en el  Ejercicio de sus Funciones y Allanamiento de Morada.

En el momento de su detención, el sospechoso portaba dos relojes y  una funda para relojes de piel, que fueron reconocidos por la víctima  como de su propiedad.  

  • 1