martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Detenido un joven de 20 años por el apuñalamiento de Cádiz

La Policía sospecha que mató a la enfermera de 56 años en su casa

el 06 jul 2010 / 19:22 h.

TAGS:

Un joven de algo más de 20 años fue arrestado ayer en Cádiz por su supuesta implicación en la muerte de Mercedes T.S, de 56 años, asesinada en su casa de la calle Cal y Canto de la capital. El cuerpo fue hallado con 30 puñaladas, una de las cuales le seccionó la traquea y acabó con su vida. Fuentes policiales confirmaron ayer a Efe de que el detenido es un vecino de la víctima y que, por ahora, trabajan en una sola línea de investigación "muy clara". Para evitar confusiones, el robo de la cartera y de las llaves de la casa, que había denunciado Mercedes días atrás, no tiene ninguna vinculación con el crimen, según los agentes.

El detenido fue enviado ayer a dependencias policiales para ser interrogado. Los investigadores esperan agotar el plazo máximo de 72 años que permite la ley para mantener a una persona retenida, tras lo cual será entregado al Juzgado de Instrucción número cuatro de Cádiz, que es la instancia que recogió las primeras diligencias del caso. También ha quedado descartado que el crimen obedezca a un nuevo episodio de violencia de género, una hipótesis que se barajó en un principio, informaron ayer fuentes policiales a Europa Press.

La puerta abierta. Mercedes T., una enfermera jubilada de 56 años, dejó entrar en su casa del barrio de Guillén Moreno a quien poco después la mató de 30 puñaladas. Los vecinos de la víctima coincidieron ayer en que la cerradura del domicilio "no estaba forzada", un dato que ya le fue relatado a la Policía, y que casa con el hecho de que el principal sospechoso del crimen sea un vecino y conocido de la víctima.

Pero nadie parecía haber visto nada ni a nadie fuera de lo común en el barrio, cuyos vecinos observaban ayer desde sus ventanas el ir y venir de periodistas y cámaras de televisión. Una de las vecinas de Mercedes recordó, visiblemente afectada, que la víctima era "muy buena" y auguró que los hechos debieron ocurrir "de la madrugada del domingo al lunes", ya que Mercedes estuvo "en el campo el domingo con la familia". Otros vecinos declararon que "nadie" se esperaba algo así y que el suceso "ha cogido por sorpresa" a todo el mundo. También incidieron en que "la puerta no estaba forzada ni la cerradura estaba reventada ni nada". El Juzgado de Instrucción número cuatro de Cádiz decretó ayer el secreto de sumario en la investigación por el caso de la muerte a puñaladas de esta mujer, cuyo cadáver fue hallado el lunes en su domicilio con una incisión mortal, ya que la traquea de la víctima estaba seccionada.

El marido, un militar retirado, fue el que alertó de su desaparición con una llamada telefónica. El hombre se encontraba en Madrid para visitar a otro familiar convaleciente por una enfermedad, y después de llamar insistentemente a su mujer sin obtener respuesta, telefoneó a algunos familiares y les pidió que fueran a su domicilio para ver qué ocurría.

Pasadas las seis de la tarde del lunes, los familiares accedieron a la vivienda gracias a una llave que obraba en su poder porque el marido de la víctima se la había proporcionado. En el interior de la vivienda descubrieron el cadáver ensangrentado de Mercedes con numerosas heridas de arma blanca. Inmediatamente después alertaron a la comisaría provincial de la Policía Nacional del funesto hallazgo.

  • 1