Local

Detenido un joven por maltratar a su mujer embarazada de siete meses en un pueblo del Aljarafe

La Guardia Civil fue alertada por la mujer, que acababa de recibir una patada en el vientre.

el 17 mar 2011 / 08:53 h.

TAGS:

Agentes de la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache han detenido a un joven de 26 años de edad, identificado como S.B. y  natural de Argelia, por maltratar a su mujer embarazada de siete  meses en un municipio del Aljarafe sevillano, según ha informado el  Instituto Armado en un comunicado de prensa.

La Guardia Civil de San Juan recibió la llamada de una mujer que,  "en estado de gran temor y evidente nerviosismo", dio aviso de que  estaba sufriendo en ese momento maltratos en su domicilio por parte  de su marido, e informó de la dirección del inmueble. "Rápidamente"  acudió la Benemérita a la dirección en un municipio del Aljarafe  sevillano.  

Nada más entrar en el domicilio, quedó patente la "cruda" realidad  de los hechos denunciados, ya que una mujer joven, en estado avanzado  de gestación, los recibió llorando mientras portaba en su mano un  teléfono móvil destrozado con el que había realizado la llamada de  auxilio.  

La víctima dijo a los agentes que su agresor le acababa de dar una  patada en el vientre y que necesitaba con urgencia recibir atención  médica, pues le preocupaba el estado de su futuro hijo, ya que estaba  embarazada de casi ocho meses. Por todo ello, los guardias dieron  aviso a la Policía Local para que trasladara a la joven y recibiera  atención médica.  

Posteriormente, detuvieron al agresor, que no opuso resistencia, y  lo trasladaron al cuartel. En la inspección ocular de la vivienda se  observaron golpes en paredes y puertas con destrozos por toda la  casa. Tras tomar declaración al marido, se le detuvo por los  presuntos delitos de agresión con lesiones en el ámbito familiar y  violencia de género.  

"LA PATADA IBA DIRIGIDA A LA CARA"

Como eximente, el detenido dijo a los guardias que no tenía  intención de golpear a su mujer en el vientre, sino que la patada iba  dirigida a su cara. Una vez que regresó del centro médico, la víctima  acudió a presentar denuncia ante la Guardia Civil, para lo que aportó  el parte de las lesiones sufridas, señalando a los agentes que viene  recibiendo maltratos constantes por parte de su marido.  

De este modo, llevaba dos días sin dormir ya que, cada vez que se  quedaba dormida, su marido la despertaba y comenzaba a insultarla.  También relató a los guardias que el detenido la amenazaba con matar  al hijo de ambos si presentaba al nacer algún defecto físico.  

Se da la circunstancia de que la víctima tiene una hija de siete  años sordomuda, fruto de un anterior matrimonio. Según la denuncia,  también la amenazaba constantemente con matarla en caso de que  denunciara el maltrato, ya que su marido practica un arte marcial y  la federación lo podría expulsar.

  • 1