Local

Detenido un joven que mordió a un guardia civil

Agentes de la Guardia Civil de Los Palacios (Sevilla) detuvieron a un joven de 28 años que mordió en el antebrazo a uno de los agentes que trataban de inmovilizarlo durante una detención relacionada con un delito contra la seguridad vial, ya que conducía sin carné cuando colisionó con otro vehículo.

el 15 sep 2009 / 21:12 h.

TAGS:

Agentes de la Guardia Civil de Los Palacios (Sevilla) detuvieron a un joven de 28 años que mordió en el antebrazo a uno de los agentes que trataban de inmovilizarlo durante una detención relacionada con un delito contra la seguridad vial, ya que conducía sin carné cuando colisionó con otro vehículo.

Además, está acusado de empujar contra el marco de una puerta y provocar hematomas al guardia civil. Según informó la Guardia Civil en un comunicado, J.A.V.E., de 28 años y vecino de Los Palacios, fue detenido en total por tres delitos, el atentado contra agente de la autoridad, otro por atentado contra agente de la autoridad con resultado de lesiones y uno contra la seguridad vial.

Los hechos se remontan a cuando una persona informó en el puesto de Los Palacios de que había sufrido un impacto en su coche con otro vehículo y que su conductor no le quiso entregar ninguna documentación. En la puerta del cuartel, la persona con la que tuvoel accidente comenzó a amenazarle de muerte desde la acera de enfrente si lo denunciaba.

El agente que lo atendía salió a su encuentro con el fin de identificarle, pero el sospechoso inició la marcha, por lo que el agente tuvo que apartarse para evitar ser atropellado.

Del mismo modo, una vez que el denunciante salió de las dependencias policiales, advirtió a los guardias de que el denunciado se encontraba de nuevo en el mismo lugar y varios guardias salieron a su encuentro. El conductor presuntamente intentó atropellar a uno de ellos que se puso delante, tras amenazarlo si no se quitaba.

Varias patrullas buscaron al ahora detenido, que no volvió a su casa, y al día siguiente, cuando ya estaba localizado por la Guardia Civil, se dirigió al cuartel donde le informaron de que se encontraba detenido y de los hechos que se le imputaban. El detenido reaccionó entonces amenazando de muerte a los agentes y agarrando por el pecho a uno de ellos, llegando incluso a levantar la mano; pero fue inmovilizado por otro guardia. Durante el forcejeo mordió el antebrazo del agente que lo inmovilizaba y lo empujó contra el marco de una puerta, provocándole varios hematomas.

  • 1