Local

Detenido un pederasta que reincidió tres días después de salir de prisión

Era la octava vez que reincide y abusa sexualmente de una menor días después de poner un pie en la calle. Un pederasta de 54 años, vecino de Santander, fue detenido ayer por la Policía y puesto a disposición judicial después tres días después de abandonar la prisión donde cumplía condena por abusar de una niña de seis años.

el 15 sep 2009 / 11:09 h.

TAGS:

Era la octava vez que reincide y abusa sexualmente de una menor días después de poner un pie en la calle. Un pederasta de 54 años, vecino de Santander, fue detenido ayer por la Policía y puesto a disposición judicial después tres días después de abandonar la prisión donde cumplía condena por abusar de una niña de seis años.

Marcelino Fernández Arnaiz es bien conocido como el pederasta de Astillero por su largo historial de abusos a menores, se encuentra de nuevo en prisión preventiva acusado de haber de reincidir en el delito por el que lleva dos décadas entrando y saliendo de las cárceles y psiquiátricos penitenciarios.

Los hechos que ahora se le imputan ocurrieron el pasado 23 de agosto, sólo tres días después de que abandonara la prisión tras cumplir la condena de cinco años de cárcel que le había impuesto la Audiencia de Cantabria en 2005 por haber abusado de una niña de seis años el 13 de octubre de 2002 en Torrelavega.

En aquel juicio, se le pedían cinco años más de condena por otro abuso cometido en 2003 contra una niña de nueve años, pero la Audiencia lo desestimó por falta de pruebas. La Fiscalía recurrió, pero finalmente desistió de seguir adelante con la causa ante el Tribunal Supremo en medio de la alarma que había generado en Cantabria la posibilidad de que quedara de nuevo en libertad si la condena no era firme de inmediato, porque estaba a punto de cumplir el máximo de la prisión preventiva.

Durante su último juicio, los forenses de los Juzgados de Santander explicaron al tribunal que Fernández Arnaiz padece un trastorno de tipo parafílico que lo convierte en un pederasta, no controla sus impulsos, no ha asumido las reglas sociales y morales y tiene un coeficiente intelectual bajo. La Audiencia de Cantabria reconoció entonces que esas circunstancias reducen su responsabilidad sobre sus actos, pero no le eximen por completo de ella, como trató de plantear la defensa.

Así, en la sentencia se recordó que el acusado había sido condenado a internamiento en un centro psiquiátrico por abusos deshonestos en 1990, por delitos de agresiones sexuales y violación en 1991, y por abusos sexuales dos veces en el año 2000, además de en otras fechas anteriores. En esta ocasión, el pederasta fue de nuevo detenido el pasado 27 de agosto, cuatro días después de que se denunciara la agresión sexual. El juez decretó su ingreso en prisión sin fianza por un delito de abuso sexual a menores.

En alicante. Por otro lado, un británico de 62 años condenado por pederastia y huido de la Justicia de su país ha sido detenido en Villajoyosa, localidad alicantina en la que residía desde hace años. El Cuerpo Nacional de Policía informó de que la captura de G.M.C. se produjo ayer a las puertas de su vivienda en Villajoyosa, donde se relacionaba ampliamente con sus vecinos, hasta el punto de que se ofrecía a cuidar a los niños de éstos y de otros amigos, según informaron fuentes policiales.

Este individuo era buscado desde hacía varios años por la policía del Reino Unido por haber cometido diversas agresiones sexuales a menores. Una vez localizado, se gestionó una orden internacional de detención a través de la Interpol y fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional, en Madrid, para su extraditación.

  • 1