miércoles, 12 diciembre 2018
02:42
, última actualización
Local

Detenidos dos jóvenes acusados de una brutal agresión a un vigilante de seguridad por "venganza"

el 29 nov 2011 / 08:30 h.

TAGS:

Agentes de la Guardia Civil han detenido a dos varones de 19 y 20 años de edad y vecinos de Sevilla, identificados como N.F.C. y A.A.A, como presuntos autores de un delito de lesiones graves a un vigilante de seguridad en una "brutal agresión" en la que le golpearon con un botella y le propinaron patadas en la cabeza y el rostro por las que la víctima tuvo que ser hospitalizada durante una semana.


Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, la agresión de estos dos jóvenes se produjo "en venganza" por haber sido desalojados del interior de una discoteca por la víctima tras haber protagonizado un altercado el pasado verano del que fueron responsables los detenidos.

En concreto, la "brutal agresión" se produjo cuando la víctima se encontraba en una discoteca de Sevilla con unos amigos y, estando de espaldas, le golpearon con una botella. Tras caer al suelo, sus agresores, dos varones, comenzaron a darle golpes y patadas en la cabeza y el rostro principalmente.

LA VICTIMA PRECISO CIRUGIA POR FRACTURAS EN CABEZA Y ROSTRO

Después hubo de ser auxiliado por la seguridad del local y ser trasladado a un hospital sevillano, donde permaneció ingresado durante siete días y sufrió varias intervenciones quirúrgicas por las graves lesiones que le provocaron sus agresores, que precisaron de cirugía reparadora por fracturas en cabeza y rostro.

Tras tener noticia de los hechos, agentes del Area de Investigación de Los Alcores iniciaron una investigación con la sospecha que la agresión pudiera estar relacionado con un altercado ocurrido el verano pasado en Mairena del Alcor, en concreto en otra discoteca en la que la víctima trabajó como personal de seguridad.

POR "VENGANZA"

En aquel caso, varios vecinos de Sevilla agredieron a uno de los controladores de seguridad y la víctima de la actual agresión tuvo que desalojar a estas personas de la discoteca, por lo que la Guardia Civil considera que "todo apunta a que pudiera tratarse de una venganza".

Tras indagar a fondo ambos sucesos, los agentes lograron identificar a los dos jóvenes que participaron en los altercados del verano, dos vecinos de Sevilla que responden a las iniciales N.F.C. y A.A.A., de 19 y 20 años respectivamente, que con posterioridad fueron identificados en un reconocimiento fotográfico por víctimas y testigos como autores de la brutal agresión al vigilante de seguridad, por lo que fueron detenidos y puestos a disposición judicial por un presunto delito de lesiones graves.

  • 1