Local

Detenidos los tres miembros de una banda dedicada supuestamente a distribuir falsos carnés de conducir

Se les atribuye un presunto delito continuado de estafa, y al 'cerebro' de la banda, además, otro continuado de usurpación de  funciones públicas.

el 08 mar 2013 / 14:11 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Morón de la  Frontera (Sevilla) a tres personas que supuestamente conformaban una  banda dedicada a distribuir falsos permisos de conducir, por lo que a  las tres se les atribuye un presunto delito continuado de estafa, y  al 'cerebro' de la misma, además, otro continuado de usurpación de  funciones públicas.

Según ha informado la Policía en una nota, el "jefe" de esta banda  simulaba ser un agente de la Guardia Civil vistiendo prendas de  uniformidad no reglamentarias pero con los anagramas de dicho cuerpo  y portando una placa insignia falsa.

Así, engañaba a las personas afirmando disponer de licencias de  conducir que había obtenido gracias a los contactos que, por su  trabajo, había establecido entre altos funcionarios de la Dirección  General de Tráfico (DGT), que eran quienes, según su versión, le  facilitaban la obtención de las diferentes licencias "de manera  torticera" por una determinada cantidad de dinero en efectivo,  practicando los trámites a través de una autoescuela cómplice que en  realidad no existía.

De esta manera, la organización ofrecía a las víctimas la  posibilidad de abonar sus tarifas de manera fraccionada en tres  pagos, y llegó a cobrar hasta 1.000 euros por un falso carné de clase  D. En otros casos el perjuicio económico llegó hasta los 2.000 euros,  ya que varias de las víctimas solicitaron permisos de diversos tipos  a la vez.

La investigación que ha desembocado en estas detenciones y que ha  permitido identificar a 20 afectados, se inició a mediados del pasado  año 2012, cuando los ahora detenidos supuestamente comenzaron a  operar en distintos pueblos de la provincia de Sevilla, si bien fue  el pasado día 28 de febrero cuando el falso guardia civil fue  reconocido por una víctima de anteriores visitas en un restaurante de  Morón mientras supuestamente trataba de embaucar a varias personas.

Aunque intentó huir, agentes de la Policía Local detuvieron al  'cabecilla', que cuenta con diez antecedentes, y trasladaron las  diligencias a la Policía Nacional, que ese mismo día arrestó a las  otras dos personas, que, tras pasar a disposición judicial, han  quedado en libertad con cargos.   

Según la Policía, la investigación se ha desarrollado con la  "dificultad añadida" de que las víctimas "tardaban en denunciar o  incluso no lo hacían, dado que pensaban que estaban engañando a la  Administración y que eso las transformaba en cómplices".

  • 1