Local

Detenidos por agredir a un policía al ser sorprendidos robando en un bazar chino

Los dos ladrones se encararon con el dueño de la tienda cuando les pilló robando y llegaron a pegar a un agente libre de servicio que quiso mediar.

el 30 oct 2011 / 20:26 h.

TAGS:

Hubiera sido una simple falta de hurto si hubieran logrado llevarse las fruslerías que intentaban birlar del bazar chino, pero al ser descubiertos se enfrentaron a los dueños, y luego a vecinos, a un policía libre de servicio y a todo el que se les puso por delante, hasta ser detenidos por un delito de robo con violencia y otro de lesiones. Dos jóvenes de 21 años fueron detenidos la semana pasada por este surrealista incidente, que terminó congregando a decenas de policías en Maestro Guridi , una calle de Triana muy cercana a San Vicente de Paúl.

El suceso comenzó sobre las dos de la tarde, cuando los dos chavales entraron en el bazar chino y se escondieron varios objetos para llevárselos sin pagar, todos ellos de poco valor. Dado que robar por debajo de los 300 euros no es ni siquiera un robo, sino una simple falta de hurto, si al ser descubiertos hubiesen entregado lo que trataban de llevarse, incluso si hubiesen salido corriendo con tan poco sustancioso botín, todo hubiera quedado en nada, o casi nada.
Pero los dos ladrones, ambos con un historial delictivo de varias líneas, se enfrentaron al dueño del bazar; según unos testigos, iban acompañados de una joven a la que quizá trataban de impresionar. Para su desgracia, un policía libre de servicio que salía de un gimnasio cercano se topó con ellos en plena discusión y trató de mediar. Aunque al principio parecía que los delincuentes se avenían a razones, la cosa se caldeó y terminaron golpeando también al policía, que pidió refuerzos a sus compañeros mientras vecinos de la zona trataban también de ayudarlo.
En unos minutos, las inmediaciones de la calle se llenaron de patrulleros y motos de la Policía Nacional que acudieron en auxilio de su compañero, con la lógica alarma en el barrio.

El policía que estaba de descanso logró detener él mismo a uno de los dos ladrones, mientras que el otro consiguió huir. Sin embargo, al tratarse de un delincuente habitual al que el agente conocía por su trabajo, no fue difícil identificarlo y detenerlo en las inmediaciones de su domicilio, unas cinco horas después.

Los detenidos son J.L.D. y C.F.M., ambos de 21 años de edad y los dos con más de una decena de detenciones anteriores por delitos de todo tipo, desde estafas hasta robos, pasando por conducir borrachos, según confirmó la Policía Nacional .

  • 1