Detenidos por robar en una vivienda tras amenazar con un arma a su ocupante y huir en un coche

Los dos detenidos amenazaron con una arma a los ocupantes de una vivienda, se apropiaron de una caja fuerte y huyeron.

el 21 ago 2012 / 15:09 h.

La Guardia Civil ha detenido en Isla Mayor (Sevilla) a dos  personas que habían entrado en una vivienda y, tras amenazar con una  arma a los ocupantes, se apropiaron de una caja fuerte y huyeron. En  su huida, y mientras eran perseguidos por la Policía, colisionaron  con varios vehículos, según ha informado la Guardia Civil a través de  un comunicado.  

El aviso de que se estaba produciendo un robo en una vivienda de  Isla Mayor se produjo mediante una llamada que alertó en la Central  Operativa de la Guardia Civil. Al parecer, eran dos las personas  quienes, portando un arma de fuego, habían amenazado al morador de la  vivienda, lo habían golpeado y robado después una caja fuerte, tras  lo que salieron huyendo en un vehículo de gama alta.

Pocos minutos después agentes de la Policía Local de La Puebla del  Río divisaron el vehículo mientras circulaba por la A-8058 a gran  velocidad, e informaron, además, de una colisión producida con otros  usuarios en el interior de la población.  

Por parte de la Benemérita, se estableció un dispositivo para  tratar de interceptar al vehículo que, durante la huida, "circulaba  de forma temeraria y peligrosa" y con un total "desprecio" por la  seguridad del resto de usuarios de la vía, según pudieron comprobar  agentes de la Guardia Civil de Tráfico.

Finalmente fueron interceptados por una patrulla del Instituto  Armado de San Juan de Aznalfarache que les cerró el paso, por lo que  el conductor embistió al vehículo oficial. Tras el gran impacto, los  presuntos atracadores trataron de reiniciar la huida y tuvieron que  ser reducidos por los guardias civiles a pesar de que opusieron gran  resistencia.

Una vez detenidos los sospechosos, y tras una primera inspección  ocular, se localizó en el interior del vehículo la caja de caudales  sustraída, así como un cartucho de 9 milímetros. Además, tras el  rastreo de los arcenes, se encontraron cinco tabletas de hachís, de  100 gramos cada una, que fueron arrojadas durante la huida.

Por todo esto, la Guardia Civil imputa a estas dos personas dos  supuestos delitos, uno de robo con violencia e intimidación y otro de  conducción temeraria.

Los dos agentes que recibieron la embestida del vehículo de los  sospechosos tuvieron que ser atendidos por los servicios sanitarios  por lesiones leves debido al choque. 

  • 1