jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización

Detenidos tres miembros de la cuadrilla de Finito de Córdoba por la agresión en Utrera

Tres jóvenes de la ciudad denunciaron haber recibido una paliza después de criticar la corrida del pasado domingo.

el 14 abr 2011 / 19:31 h.

Tres de las personas que pertenecen a la cuadrilla del torero Juan Serrano Finito de Córdoba fueron detenidas el pasado miércoles en relación a la presunta agresión que fue denunciada por tres jóvenes de Utrera. El abogado de los denunciantes, José Rojas, confirmó ayer a este diario que se trata del mozo de espadas del diestro, Antonio Márquez, así como su hijo y otro miembro de la misma cuadrilla.

Dichas detenciones llegaron tras la denuncia presentada por dos hermanos, de 23 y 28 años, como consecuencia del suceso registrado al finalizar la corrida que se celebró en la plaza de toros de Utrera el pasado domingo. Tras ser detenidos y pasar a disposición judicial, tanto el mozo de espadas como el tercer miembro de la cuadrilla quedaron en libertad con cargos, permaneciendo detenido el hijo del primero, según las mismas fuentes, sin que haya trascendido su situación después de haber declarado. Las correspondientes diligencias las están llevando los juzgados de Utrera.

Fruto de la agresión, los dos hermanos tuvieron que ser ingresados en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Sobre este asunto, el parte médico recoge que el joven de 23 años sufrió “una herida inciso contusa y traumatismo en la oreja derecha, que precisó de cirugía plástica reparadora”. Entretanto, su hermano presentó, según el mismo parte, un “traumatismo en el labio inferior derecho, que también requirió intervención quirúrgica”. Por su parte, el tercer afectado, amigo de los otros dos, fue atendido en el centro hospitalario de alta resolución (char) de Utrera con heridas de menor gravedad.

Todo ello fue consecuencia de la “agresión” recibida por parte de “varios miembros de la cuadrilla del torero”, según explicó el padre de los dos denunciantes, Luis González. Éste relató que Finito de Córdoba ya estaba junto a sus compañeros en el interior de una furgoneta, preparados para marcharse, cuando el más joven de sus hijos comentó que el diestro había estado “fatal y no tenía ni donde esconderse”. El torero lo escuchó, abrió la puerta y “le comentó que a una persona que va vestida con el traje de luces no se le puede decir eso”. Tras estas palabras, a su hijo “no le dio tiempo ni siquiera a reaccionar, porque salieron varios miembros de la cuadrilla y comenzaron a agredirles” a los tres.

Por su parte, el mozo de espadas aseguró esta semana en el portal www.burladero.com que “se pusieron a insultar al torero, llamándole de todo y faltándole continuamente al respeto”. Entonces, “el maestro bajó de la furgoneta con toda la educación del mundo y les dijo ‘que sea la primera y última vez que insultáis a una persona vestida con el traje de luces’, a lo que le respondieron con un manotazo y empujándole”. Fue en ese momento cuando, según su testimonio, se bajó el resto “para intentar calmar aquello y continuaron los insultos y los empujones”, saliendo también “un grupo de aficionados en defensa del torero y se montó la pelea”. Por ello se mostró totalmente convencido de que las víctimas de la agresión fueron precisamente ellos.

  • 1