lunes, 22 abril 2019
21:58
, última actualización
Local

Detenidos varios comerciales por hacer de revisores del gas

el 15 sep 2009 / 19:11 h.

TAGS:

La Guardia Civil informó ayer de la detención de seis personas acusadas de realizar inspecciones de gas sin estar debidamente autorizadas. Estas personas fueron detenidas por la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache tras las reclamaciones recibidas de varios pueblos de la comarca del Aljarafe.

La investigación se inició como consecuencia de las denuncias recibidas por vecinos de Tomares y Bormujos, en las que manifestaban que les habían cobrado precios abusivos por arreglarles la instalación del gas. Los denunciantes explicaron a la Guardia Civil que estas personas habían cobrado entre 150 y 350 euros por estas "supuestas reparaciones", e incluso uno de ellos señaló que cuando se fue el revisor empezó a oler a gas en su vivienda.

Los guardias civiles realizaron varias pesquisas sobre la empresa, a la que pertenecían y contactaron con la Delegación Provincial de Innovación, Ciencia y Empresa, donde les informaron de que está inscrita como encargada de realizar inspecciones de gas.

Dadas las sospechas de los agentes de que a pesar de estar autorizados pudieran estar cometiéndose irregularidades e ilegalidades, realizaron una inspección al local de la empresa, ubicado en Sevilla. Una vez en la empresa, los agentes identificaron a los trabajadores y junto al inspector descubrieron que se habían realizado multitud de inspecciones tanto en la provincia de Sevilla como en la de Huelva. Los investigadores conocieron también que los comerciales de la empresa estaban realizando labores de reparación y de inspección de las instalaciones de gas sin estar autorizados.

Por estos hechos, se detuvo por supuesto delitos de estafa, de intrusismo profesional y otro de riego catastrófico al administrador de la empresa, E.R.A. de 29 años, así como a cinco comerciales: J.A.A.B., de 27; W.B.A., de 19; J.M.R.A., de 25; A.F.C. de 24; y F.A.B.N., de 19. La empresa tenía contratados uno o dos técnicos autorizados para que expidieran los certificados de revisión y también tenía en plantilla a varios comerciales, según la Guardia Civil.

  • 1