domingo, 24 marzo 2019
12:21
, última actualización

Detienen a un hombre en La Rinconada por agredir a su vecino con un hacha

Abordó a la víctima cerca de su casa e intentó clavársela en la cabeza. El arrestado confesó a los agentes que no se arrepiente y que acabará matando a su vecino.

el 08 abr 2010 / 20:35 h.

Una disputa entre dos vecinos de la calle Álvarez Quintero de La Rinconada pudo acabar ayer en tragedia cuando uno de ellos intentó clavarle al otro un hacha en la cabeza. Afortunadamente, la víctima, que responde a las iniciales R.S.C., pudo esquivar el golpe y sólo resultó herido en el antebrazo derecho. Su agresor y vecino, M.A.C., fue detenido por la Guardia Civil, según confirmaron a este periódico fuentes del Instituto Armado.


Los hechos ocurrieron sobre las 0.00 horas de ayer cuando el agredido volvía a su casa. El hombre, de unos 50 años de edad, tenía habituales disputas y discusiones con su agresor. El herido había acudido en diversas ocasiones a la Policía Local quejándose del comportamiento de su vecino y también había llamado varias veces solicitando que acudiera un agente a su domicilio por los ruidos y molestias que sufría por parte de su vecino, según relataron algunos testigos.

La víctima se dirigía hacia su casa, tras encerrar su vehículo en la cochera, cuando M.A.C., también de unos 50 años, le abordó en la esquina de Álvarez Quintero con Músico Manuel de Julio, según confirmaron fuentes municipales. El agresor se acercó a él y, sin mediar palabra, levantó el hacha que portaba con la intención de clavársela en la cabeza y acabar con su vida, tal y como él mismo manifestó tras ser detenido, pero la víctima pudo repeler a tiempo el golpe.

Al final resultó herido en el antebrazo derecho, donde sufrió una herida de unos cuatro o cinco centímetros, así como algunos rasguños en las piernas, aunque eran lesiones de menor importancia. El hombre pudo huir y refugiarse en su casa, donde llamó a la Policía Local y al 061, que ser personó en el lugar. La Guardia Civil también intervino procediendo a la detención de M.A.C.

La víctima fue atendida por los servicios de emergencias sanitarias en el mismo lugar de los hechos, aunque finalmente fue trasladado en una ambulancia convencional y no en una UVI móvil hasta el hospital Virgen Macarena, ya que la herida del brazo no presentaba especial gravedad.

El agresor fue detenido y ya ha prestado declaración en sede policial. Fuentes municipales aseguraron ayer que el arrestado no mostró arrepentimiento en ningún momento, ni siquiera durante su detención. "Es imposible convivir con él. Lo tengo que matar", llegó a afirmar el detenido ante los agentes.

El agresor, que pasará a disposición judicial en las próximas horas, vivía con su hermana en su domicilio de la calle Álvarez Quintero. Los vecinos de la zona aseguraron que su hermana sufre una enfermedad mental y que el ahora detenido es una persona conflictiva.

  • 1