Local

Detienen a un hombre en Málaga que se tragó un diamante para evitar ser descubierto en un control policial

La Policía ha detenido al hombre, que al parecer robó horas antes piedra preciosa, dinero y otros efectos a  dos ciudadanas inglesas en un restaurante.

el 14 sep 2011 / 10:41 h.

TAGS:

Imagen del diamante, valorado en 12.000 euros.
Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de  Torremolinos-Benalmádena han detenido a un hombre que se tragó un  diamante valorado en 12.000 euros para evitar ser descubierto en un  control policial, ya que, horas antes, al parecer, había sido robado,  junto con dinero y más efectos, a dos ciudadanas inglesas en un  restaurante del municipio malagueño de Marbella. En total, los  agentes han detenido a cuatro personas como presuntas responsables de  un delito de hurto.

Los hechos se produjeron en un restaurante de la zona marbellí de  Nueva Andalucía, cuando dos ciudadanas británicas llegaron al local y  una de ellas dejó su bolso de mano en el suelo, colocado entre su  silla y la mesa que ocupaban. Posteriormente, dos hombres bien  vestidos entraron en el local, acomodándose uno en la barra del bar y  el otro en una mesa detrás de ellas.  

En un momento dado, las dos mujeres notaron que ambos habían  abandonado el establecimiento y que su bolso había desaparecido,  según ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado.

Horas más tarde, en un control policial, los agentes dieron el  alto a un vehículo ocupado por cuatro individuos, que contaban con  antecedentes policiales por distintos delitos, la mayoría por hurtos  y robos, según pudieron comprobar los policías tras identificarlos.

Además, en el interior del automóvil hallaron un bolso, así como  varios objetos, entre ellos, cadenas de oro, pendientes, dinero en  efectivo y un teléfono móvil, que estaban ocultos en distintos  lugares del coche.

Tras las primeras pesquisas realizadas a raíz del hallazgo de los  objetos, los agentes localizaron a una ciudadana inglesa que  manifestó que le habían sustraído un bolso de mano en el que, entre  otros efectos, llevaba 2.000 euros y 400 libras esterlinas, un  teléfono móvil, además de un colgante con un diamante valorado en  12.000 euros y otros efectos de valor.  

Todos los objetos fueron intervenidos en el interior del coche  excepto el brillante que había sido arrancado del colgante al que  estaba unido.

No obstante, durante la intervención los agentes observaron como  uno de los sujetos se llevaba la mano a la boca, por lo que este  gesto unido al hecho de haber localizado el colgante sin el brillante  hicieron pensar a los policías que, posiblemente, uno de los  arrestados se lo había tragado.  

Así, con el fin de localizar la piedra preciosa, los arrestados  fueron trasladados a un centro médico en donde se les realizaron  radiografías, siendo localizado el diamante en el interior del  abdomen de uno de ellos, quien reconoció habérselo tragado.

  • 1