Local

Devuelven a su hija tras años de acogida por no poder controlarla

El caso recuerda inevitablemente al de Iván y Sara, aunque con resultado distinto. Esta vez la madre va a recuperar a su hija, cuya tutela le fue retirada en 1997, porque los acogedores la han rechazado al no poder controlarla.

el 15 sep 2009 / 03:22 h.

TAGS:

El caso recuerda inevitablemente al de Iván y Sara, aunque con resultado distinto. Esta vez la madre va a recuperar a su hija, cuya tutela le fue retirada en 1997, porque los acogedores la han rechazado al no poder controlarla. La menor, tras una semana en un centro, ha pedido volver con su madre.

La historia se repite y, lamentablemente, la protagonista es una menor que se ve envuelta en una batalla judicial para lograr su tutela. Sin embargo, en esta ocasión el final es más sorprendente aún si cabe, pues la menor, de 15 años, ha vuelto con su madre biológica porque la familia de acogida ha decidido suspender el acogimiento porque no era capaz de controlarla.

De hecho, la niña está desde hace una semana en un centro de menores, donde fue llevada tras dejar el que había sido su hogar durante unos once años. Ante esta situación, el Juzgado de Familia número 7 de Sevilla dictó ayer un auto en el que ordena la devolución de la menor a su madre biológica, después de que el juez oyera a la niña y ésta le pidiera voluntariamente volver con su madre.

La mujer decidió entregar a su hija a la Junta en 1997, ante los malos tratos que sufría por su ex pareja -que según ha podido saber este periódico está en prisión y su familia también quiere la custodia de la menor-, ya que la situación familiar era perjudicial para su desarrollo. Una vez que rompió la relación y encontró trabajo solicitó la devolución de su hija. Sin embargo, ésta ya estaba con una familia de acogida.

En un principio, el titular del juzgado, Francisco Serrano, denegó la petición "porque la niña estaba integrada y sería perjudicial para ella". La madre recurrió a la Audiencia Provincial, cuya Sección Sexta ordenó la entrega inmediata de la menor.

Sin embargo, la familia acogedora recurrió al Tribunal Constitucional, que, según explicó Serrano, desestimó la sentencia y ordenó una nueva resolución. Esta vez, la Sección Segunda dejó abierta la posibilidad de que volviera con la madre, pero de "forma progresiva y en un futuro, que es lo que se ha hecho ahora".

La madre biológica, que ahora está embarazada de su tercer hijo vive en Antequera con escasos recursos económicos. La menor se ha comprometido a respetar las normas que le imponga la madre y estará controlada por los servicios sociales municipales para ayudarla en su nueva situación, que desde luego "es de riesgo".

En sus sentencias, la Sección Sexta alabó a la madre por su "actuación ejemplar, llena de responsabilidad y madurez" puesto que fue "la primera consciente de los riesgos que el ambiente familiar suponía para su hija".

  • 1