lunes, 17 diciembre 2018
08:41
, última actualización
Cofradías

Día de estrenos en Orfila

La capilla de Los Panaderos abrió ayer de nuevo sus puertas al culto tras casi cinco meses de obras. La imagen del Señor del Soberano Poder fue expuesta tras su restauración de manos de Gutiérrez Carrasquilla.

el 21 oct 2014 / 12:00 h.

RESTAURACION DEL SEÑOR DE LA HDAD DE LOS PANADEROS             MÁS FOTOS Contaba el templo con una campana de toque manual que ni siquiera sonaba. Ahora, su repique se ha automatizado y doblará todos los días a la hora del Ángelus, amén de los miércoles y sábados para los avisos de misa. Ayer, en la calle Orfila, todo sonaba y olía a nuevo. La capilla de San Andrés reabría nuevamente sus puertas después de casi cinco meses de obras en los que la sede canónica de la hermandad de los Panaderos ha sido sometida a una intervención integral. Nueva instalación eléctrica, enfoscado de las paredes, saneamiento y pintado de la fachada, restauración de las valiosas pinturas murales de la cúpula… Por estrenar, la corporación del Miércoles Santo estrenaba ayer hasta la nueva apariencia que luce el Señor del Soberano Poder en su Prendimiento después de su restauración durante idéntico periodo de manos del profesor Enrique Gutiérrez Carrasquilla. Había expectación por comprobar cómo volvía del taller el titular de Los Panaderos, una imagen de Castillo Lastrucci de 1945 que no había sido nunca restaurada a fondo desde su ejecución. Envuelto en la túnica morada confeccionada por Mariano Martín Santonja en 2010 a imagen y semejanza de la que bordara en 1905 Rodríguez Ojeda, el Señor del Prendimiento permanecía expuesto a los fieles en la remozada capilla. La intervención, según explica Gutiérrez Carrasquilla, se ha centrado en solventar los problemas estructurales de la peana, lo que provocaba oscilaciones en la imagen. De este modo, la peana se ha sustituido por otra que se acopla perfectamente a los tacos de sujeción de los pies. Asimismo, se han resanado y sellado las grietas detectadas en el cuerpo y las piernas, una vez que se comprobó mediante un TAC que se trataban de fisuras superficiales que no afectaban a la integridad de la talla. También se han sustituido los brazos por unos de madera de sapelli con articulaciones de bola y las articulaciones de las manos con unos nuevos sistemas de presión. Por último, Gutiérrez Carrasquilla ha abordado una limpieza de la imagen, sobre todo en manos y pies, debido a la capa de suciedad adherida con el paso de los años, siendo muy superficial en el rostro, que conserva sus originales carnaciones trigueñas. REAPERTURA DE LA CAPILLA DE LA HDAD DE LOS PANADEROSEl hermano mayor de Los Panaderos, Ildefonso Martínez, se mostraba ayer muy satisfecho con el resultado de la restauración del Señor. «Teníamos plena confianza en la persona del restaurador. El Cristo viene con la misma policromía morena con que salió del taller de Castillo Lastrucci, aunque realmente el asunto más delicado de la intervención ha consistido en solventar los problemas de sujeción de la peana, que estaba tan mal que hacía que el Cristo se moviera». Desde las once de la mañana, hora en que el templo abrió sus puertas, un reguero incesante de hermanos, devotos y curiosos desfiló ante las plantas del Señor del Soberano Poder en su Prendimiento, dispuesto en el presbiterio de una capilla que presentaba algunas modificaciones apreciables. La más llamativa de todas desde el punto de vista artístico ha sido la restauración integral y la limpieza de las valiosas pinturas murales de la cúpula del templo, catalogadas como pintura sevillana de hacia 1740. La actuación, que ha sido posible gracias al convenio de colaboración firmado por la hermandad con la Fundación para la Investigación de la Universidad de Sevilla (FIUS), ha puesto al descubierto «detalles que no eran apreciables» en el programa iconográfico de estas pinturas, que  reproduce a los cuatro Evangelistas y a los cuatro Padres de la Iglesia latina. Tal es el caso de la gran cruz de San Andrés, con sus brazos en aspa,  que sobresale en el nudo decorativo del centro de la cúpula. La obra se verá realzada con la nueva iluminación artística que la Fundación Sevilla Endesa ha instalado en la capilla de San Andrés. Más de cien puntos de luz que se encenderán por vez primera este jueves, cuando se inaugure oficialmente la iluminación artística del templo. REAPERTURA DE LA CAPILLA DE LA HDAD DE LOS PANADEROSOtra novedad apreciable en la capilla ha sido la instalación de mármol de color marrón en las paredes laterales del altar, a juego con el zócalo marmóreo del resto de la capilla, como solución a los problemas de salitre que presentaban estos paramentos, recubiertos anteriormente con telas de damasco rojo. Además, sobre el altar del Crucificado del Perdón se ha colgado un cuadro sobre la curación del ciego de San Andrés que antes se encontraba en la sacristía del templo. «Han sido cinco meses muy largos en los que se ha abordado una completa restauración de la capilla, una obra cuya motivación principal partió de la necesidad de sustituir el cuadro eléctrico, tan obsoleto que nos hemos encontrado cables envueltos en fundas de plomo», explica el hermano mayor. Hoy mismo, tras la celebración de la misa de las 20.00 horas en la iglesia de San Martín, la hermandad  procederá al traslado de regreso de la Virgen de Regla hasta su remozada capilla.

  • 1