Cultura

Diálogo del jazz andaluz y el catalán en el Central

El ciclo de jazz del Teatro Central inaugura esta noche un programa que se prolongará hasta el próximo sábado bajo un denominador común, el diálogo entre el poderío emergente de los músicos andaluces y la tradición consolidada de los catalanes. El trío de Chano Domínguez y Karion abren fuego.

el 15 sep 2009 / 18:13 h.

El ciclo de jazz del Teatro Central inaugura esta noche un programa que se prolongará hasta el próximo sábado bajo un denominador común, el diálogo entre el poderío emergente de los músicos andaluces y la tradición consolidada de los catalanes. El trío de Chano Domínguez y Karion abren fuego a partir de las 21.00 horas.

El que probablemente es el pianista español más en forma del panorama actual, y sin duda uno de los más creativos, llega a Sevilla (22.30 horas) tras pasear por medio mundo el repertorio de su Flamenco New Sound, y después de grabar junto al gran saxofonista cubano -con el que coincidió en el celebrado filme Calle 54- un disco de jazz latino que verá la luz a finales de este año.

En esta ocasión, sin embargo, Chano Domínguez subirá a las tablas del Central con una formación clásica de trío jazzero, pero qué trío: los veteranos Mario Rossy al contrabajo y Marc Miralta a la batería, junto al portuense a las teclas, suman tres garantías de altura técnica y emoción espléndidamente canalizada.

No menos interesante, y desde luego considerablemente arriesgado, se presenta el proyecto Karion, liderado por el también pianista Sergi Sirvent junto a camaradas habituales como Marc Cuevas, contrabajo, y Ramon Prats, batería, quienes contarán con Marie Perera Arguedas, como invitada especial al violín. Sirvent, capaz de poner música en vivo al filme La caída de la casa Usher de Jean Epstein, se atreve en esta ocasión con La madre de Vsevolod Pudovkin, clásico del cine mudo basado en la novela homónima de Maxim Gorki.

La frescura de concepción que ha desplegado en sus álbunes al frente del trío Unexpected -Inesperado, un nombre que es toda una vocación- y a su propio nombre, son los de un músico libre de ataduras y con el bagaje necesario para no plantearse deudas con maestros y herencias. Su dúo con el guitarrista Santi Careta sobre estándares, Anacrònics, es otra demostración de su amplitud de miras.

  • 1