Local

Diálogo social, ahora más que nunca

Los sindicatos CC OO y UGT se reunieron ayer con representantes del Gobierno para analizar la situación de punto muerto en la que se encontraban las negociaciones con la patronal para sentar las bases del diálogo social en España...

el 16 sep 2009 / 05:30 h.

Los sindicatos CC OO y UGT se reunieron ayer con representantes del Gobierno para analizar la situación de punto muerto en la que se encontraban las negociaciones con la patronal para sentar las bases del diálogo social en España.

A la salida del encuentro, los representantes de los trabajadores modificaron su discurso y mostraron su esperanza en que se pueda avanzar tras el firme compromiso del Gobierno de no traspasar las "líneas rojas" que exige la patronal y que se resumen en dos cuestiones: abaratar el despido a 20 días por año trabajado y rebajar en cinco puntos las cotizaciones sociales.

La rotunda negativa del Gobierno a ceder a las pretensiones satisface a los sindicatos y provoca el rechazo de los empresarios, dispuestos a realizar una ofensiva para endurecer las condiciones laborales con el argumento de la crisis económica. Efectivamente, atravesamos una de las crisis más graves que se recuerdan según coinciden todos los expertos.

Por eso no es momento de posiciones inamovibles ni ventajistas amparadas en la coyuntura. Los agentes sociales y el Gobierno deben estar a la altura para elevar su discurso y buscar, por encima de todo, un acuerdo que fortalezca al país frente a las turbulencias económicas cuyo final aún no se atisba.

Hace bien el Ejecutivo en proteger los derechos laborales y garantizar el mantenimiento del sistema de la seguridad social. La patronal tiene que darse cuenta de que hay otras cuestiones en las que se puede profundizar más allá el abaratamiento del despido. El cambio de modelo productivo es una necesidad urgente y los empresarios han de ser conscientes de que después de lo ocurrido, nada volverá a ser igual.

Urge transformar las empresas, potenciar la industria y apostar por el valor añadido. Lograr un nuevo modelo económico, más sostenible será más fácil si Gobierno, patronal y sindicatos anteponen lo que les une sobre lo que les separa. En esta tesitura urge, más que nunca, el diálogo social.

  • 1