Local

Diario de Campaña con el PP

el 15 sep 2009 / 00:50 h.

TAGS:

·Consultar días anteriores

28/02/08

Calcular a ojo cuántos hay. Sevilla-Maracena. Vuelta a la carretera. Un Día de Andalucía un poco raro, con los candidatos por la mañana encorbatados y por la tarde entregados al mitin. Por la tarde, no; que ya era de noche. Que Javier Arenas se suba en un escenario en la plaza de la Constitución y predique el cambio puede tener cierto atractivo para quienes nunca le han visto, pero el espectáculo lo estábamos dando nosotros.

Varias mesas colocadas por los servicios técnicos en plena calle, con todo tipo de cableados y unos aparatos a través de los que mis compañeros de la radio mandan sus crónicas (con un sonido como si estuvieran en el mejor estudio del mundo). Más de diez personas escribiendo como autómatas en portátiles mientras el líder suelta su perorata. Teclazo tras teclazo. La gente, claro, nos miraba. Eran unos 600, según la cifra pactada entre todos (¿se creían que contábamos uno por uno a los asistentes? No, les informo que casi siempre lo calculamos a ojo, como hacen las subdelegaciones del Gobierno en las manifestaciones...)

Viendo tanto artilugio para una hora y pico de mitin al que han ido 600 personas (insisto, según convinimos) me pregunto: ¿será que esto está montado para nosotros y no para los vecinos de Maracena? Me da a mí que sí.

29/02/08

La respuesta es Olvera

Granada-Ronda. Te levantas en Granada y piensas que atravesando Málaga, con unas curvas de por medio, llegas a Ronda. Pues no. Una equivocación nos hace pasar por Cádiz, una provincia digna de visitar en un puente del 28-F, pero no cuando Arenas te espera en la al lado y cuando llegas en el cuerpo ya unos cientos de kilómetros. Nuestra furgoneta persigue a la que va a avanzadilla y se mete por el sitio que no es por pura disciplina, todo sea dicho. Van a dar las doce, una compañera tiene que dar una crónica de radio por teléfono, histeria colectiva, a mí me da la risa... Voy a llamar a la otra furgoneta a ver cómo viven el despropósito. "¿De verdad que pensáis que hay que ir a Cádiz para llegar a Ronda desde Granada?", les pregunto. Y resulta que hasta entonces no se habían dado cuenta del despiste error. Cuelgo el teléfono. Doblamos la curva y allí, a mi derecha, otra vez el 'sky line' de Olvera. El pueblo de Arenas, adonde conducen todos los caminos en estas fechas.

Ronda por fin. Los telenores no se han visto en otra. Como la prensa no llegaba, Arenas les dio vidilla y les dejó tiempo para despacharse a gusto. Nada más vernos aparecer con el mal color del madrugón y de las curvas de Granada-Cádiz-Málaga, toma la palabra el líder. En plena calle. Al sol. Y, claro, le servimos el argumento en bandeja: "Los medios de comunicación han tenido muy mal viaje porque Ronda no está bien comunicada", sentenció el candidato. La culpa de nuestro retraso, que nadie lo dude, era de "Manolo", como se refiere Arenas a Chaves. "¡Menos mal que tenemos a Manolo!", debió de pensar el conductor, que andaba apurado por haberse saltado el cartel que indicaba el camino.

Marbella. Ángeles Muñoz hace los deberes. Llena el salón 'La reserva de Noelia' (por el camino dimos por hecho que se llamaba "el reservado" de Noelia y teminos por momento un giro copernicano en el formato de los actos electorales de esta campaña...). Pero nada de innovar demasiado. Es un salón de celebraciones en el que se va la luz. ¿Y la culpa? "Hombre, Manolo...", bromea Arenas cuando vuelve la electricidad y se reconduce la situación. Unas mil personas convocadas por la alcaldesa y que, después de oír al líder, se tomaron una cervecita y unas tapas. Nada rumboso tratándose de Marbella (salchichón, queso y paella). Y ahora que lo pienso: ¿será que éstos vienen a los mítines del PP por la copita? Como dice Esperanza Oña que al velódromo de Dos Hermanas fueron los simpatizantes del PSOE a por el bocadillo y la lata....

01/03/08

Un mitin en Dos Hermanas y una boda en Espartinas

Dos Hermanas. En el feudo socialista, en la ciudad talismán de Zapatero, en el sitio en el que los socialistas demuestran su fuerza. Una vez dijo Chaves en el velódromo: "Éstos son mis poderes". Allí siempre gana el PSOE, pero Arenas detiene su caravana en Dos Hermanas, en la víspera del cara a cara que, 14 años después, le enfrena a Chaves. Ya podría haber eligido Espartinas. En una hacienda de por allí se están casando unos amigos. Ya les he dado la enhorabuena por teléfono. Me llaman quienes iban a ser mis compañeros de mesa para contarme el menú. ¿Y cómo es tu corbata? "¿Azul? ¡Como el logo del PP!", comento sin poder salirme del guión. Algo está pasando.

Sevilla. El candidato y yo nos preparamos para el cara a cara. Él en su sede y yo en mi periódico. En la calle San Fernando andan a estas horas sacando papeles de la hemeroteca e intentando adelantarse a las respuestas de Chaves a cada posible ataque del líder del PP. Porque Arenas sabe que es a él al quien le toca atacar. Es él quien tiene que desmontar la mayoría absoluta. Hay quinielas sobre cómo lo hará. Si pondrá el ventilador a funcionar (sálvase quién pueda) o no dará al PSOE la oportunidad de que le acusen de enmerdar el debate.

¿Que cómo me lo preparo yo? Recurro a los tomos antiguos de El Correo. Páginas 16 y 17 del 3 de junio de 1994. Una primera conclusión al ver la portada: Arenas ha envejecido peor que Chaves. Otra: Campo Vidal también es otro histórico. Y una tercera: en 1994 no había "desaceleración" sino "crisis económica". Eso y la corrupción centraron el debate, según la lectura que hicieron Cristina García, Ginés Cabanes, Enrique Cervera y Javier Chaparro.

03/03/08

La última oportunidad en Canal Sur

Sevilla: No creo que el cara a cara haya servido para convencer a los indecisos. Los dos candidatos iban bien preparados, ninguno sorprendió al contrario y ninguno quiso asustar a la audiencia. Resultado: que vimos a un Chaves más fuerte que el martes anterior, más firme, y a un Arenas que elevó el tono de su oposición, pero no perdió los papeles. Como era él quien más tenía que ganar y el candidato socialista no le dejó demasiado margen, es difícil pensar que el cara a cara pueda variar la intención de voto de la que hablan las encuestas. Será un punto de inflexión en el ánimo de los candidatos en lo que queda de campaña, pero no creo que en la percepción que los votantes tenga de ellos. Pienso todo esto antes de saber si Aída se ha impuesto a Chaves-Arenas. Si hubiese sido una telespectadora al uso, creo que hoy me hubiese detenido un rato en Canal Sur a escucharles. Pero no soy una espectadora al uso, así que no me atrevo a hacer cábalas.

El otro cara a cara. Ése fue el que vivimos después. Periodistas de las dos carvanas en la Alameda, en Sevilla, intentando celebrar que se ha superado el ecuador de una campaña un tanto sosa y de la que ya queda poco que esperar. Lo máximo que se podría decir ya lo han dicho los candidatos, que son muy conscientes de que Canal Sur era el vehículo más potente que tenían para llegar al electorado. Esta semana saldrán muchas entrevistas, darán mítines más multitudinarios y no dejarán de aparecer a diario en sus televisores. Pero la suerte ya está echada. Y eso es lo que pensamos casi todos los congregados mientras planificamos la semana. PSOE y PP coincidimos el miércoles, otra vez cara a cara, en Córdoba, la única capital de IU.

  • 1