Local

Diario de Campaña con IU

el 15 sep 2009 / 00:30 h.

TAGS:

?Días Anteriores

DÍA 3

24/02/08

Los problemas técnicos son una vez más el intruso no invitado a la caravana de IU. Aquí el despliegue de medios y los actos multitudinarios no existen, pero se contrarresta con un rico discurso cargado de propuestas y convicciones, más veces utópicas que posibilistas. Los medios están en el ojo de las críticas de muchos candidatos, que denuncian siempre la connivencia entre Estado, poder económico y medios de comunicación. Parecen bien instruidos con Chomsky o cualquier otro estudioso de la imbricación que existe entre poderes.

Toque de queda en Cádiz. Hoy el partido se juega en casa. Espera y Alcalá del Valle, gobernadas por IU, reciben con brazos abiertos al candidato. En Alcalá recibió a su llegado el aplauso más grande hasta el momento. Lástima que la noticia del fallecimiento de su suegro motivase una rápida y adelantada intervención para salir de inmediato hasta Bollullos del Condado.

Antes, la central de ciclo combinado de Iberdrola en Arcos de la Frontera fue el escenario elegido para presentar las propuestas en materia de energías renovables. Cuestiones que entre las rojas, verdes y violetas, sobresalen a menudo en el discurso de la formación.

Política "Mortadeliana". Un descubrimiento para los periodistas que no somos de Cádiz y que por primera vez departimos con el alcalde de Puerto Real y número uno al Congreso, José Antonio García Barroso. Con ese término describió las políticas practicadas por los socialistas gaditanos, una vez detrás de la pancarta para evitar la central, y cuando interesa defendiendo intereses contrarios. Habrá que preguntarle también quién podría ser el Filemón para este "juglar político" que acompañó a Valderas el resto del día, con discursos contundentes y sazonados de quien sintetiza el arte y la gracia de Cádiz en sus mensajes.

28/02/08

Más de 600 personas en el pabellón Antonio Serrano Lima de Marbella arroparon a Diego Valderas en el acto más importante hasta el momento de su campaña electoral, donde coincidió por primera vez con el candidato a la presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares.

En territorio comanche, donde la especulación y los desmanes urbanísticos han campado a sus anchas durante años, la coalición de izquierdas sentenció entre aplausos que ya ha llegado el momento de cambiar el modelo de crecimiento actual por otro respetuoso con su entorno y el medio Ambiente. Valderas retomó los reproches que la noche del martes lanzó contra PSOE y PP en el debate a cuatro de Canal Sur, para preguntarles de nuevo dónde estaban cuando saqueaban a Marbella, y cuando tantas veces pidieron sin éxito que se suspendiera el Ayuntamiento. "Se quedaron callados, en silencio; uno y otro llegaron tarde a actuar, tan tarde, que cuando lo hicieron ya lo habían robado todo", afirmó. Ahora el compromiso de IU es que ese dinero "robado" a Marbella, "a la gente cabal y de bien de quí, revierta a Marbella".

Sin fisuras Tanta insistencia en repetir que no existen fisuras y diferencias entre la Ejecutiva Federal y la autonómica, no pudo ser un mensaje más claro para desvelar ciertas turbulencias en tiempos de guerra. Hubo una omisión absoluta por parte de Gaspar Llamazares en su discurso hacia la figura de Diego Valderas. Algo que no pasó desapercibido tal vez para el candidato a la presidencia de la Junta que comenzó su intervención despejando cualquier tipo de duda sobre la relación existente entre la dirección de ambas ejecutivas, y saludando a Llamazares. "Izquierda Unida regional y federal están unidas, cohesionadas, compremetidas, con unos mismos objetivos políticos, que nadie lo ponga en duda, que tenemos un discurso político nítido y claro, para defender las ideas y los valores de la izquierda", remarcó Valderas nada más asirse al atril.

Llamazares fue breve en su intervención cuando tuvo que hablar de las elecciones autonómicas. "Yo os convoco a un cambio de izquierda en Andalucía" dijo mientras aseguraba que con Izquierda Unida "la derecha como en tiempos históricos, no pasará": "Ni por activa ni por pasiva la derecha va a pasar en Andalucía ni en el Estado". Un tibio saludo entre Valderas y Llamazares cerró el acto cuando todos los candidatos finalizaron sus intervenciones y saltaron al escenario para saludar a un pabellón repleto y agradecido.

  • 1