Cultura

Diario de un rodaje

Se van a cumplir las cuatro semanas desde que Alberto Rodríguez cortara por primera vez la espesura del calor sevillano con la claqueta de After, su próxima película. Después del éxito de Siete vírgenes, el cineasta sevillano se ha apuntado a la promoción on-line e inaugura blog. Un cuaderno de bitácora con las claves de cada día de grabación.

el 15 sep 2009 / 08:46 h.

Se van a cumplir las cuatro semanas desde que Alberto Rodríguez cortara por primera vez la espesura del calor sevillano con la claqueta de After, su próxima película. Después del éxito de Siete vírgenes, el cineasta sevillano se ha apuntado a la promoción on-line e inaugura blog. Un cuaderno de bitácora con las claves de cada día de grabación.

Los blogs, esos libros virtuales en los que se apunta el rumbo, velocidad, maniobras y demás accidentes de la navegación cibernética, se han convertido en herramientas indispensables para la autopromoción personal y profesional. El primer cineasta en darse cuenta fue, cómo no, Pedro Almodóvar, que desde que inició el rodaje de la que será su próxima película, Los abrazos rotos, tan sólo ofrece información del filme a través de su blog.

Alberto Rodríguez (Sevilla, 1972) se ha apuntado a esta moda y, al secretismo mediático que rodea la preparación de su próxima película, After, contrapone una poética y casi puntual información en un blog en el que incluso ha colgado las primeras fotos del rodaje, que continuará en la capital hispalense durante las próximas semanas.

El blog da comienzo parafraseando a John Cassavetes, en lo que parece una declaración de intenciones del director del filme, acerca de las cosas que merecen la pena ser filmadas: "La gente quiere llegar a casa. Si no saben llegar a casa, las cosas van mal. Borracho o sobrio o de cualquier modo, siempre encuentras el camino a casa. Pero si de repente te desvías, si no encuentras el camino a casa, eso merece la pena ser contado. Porque eso es la vida", escribe Rodríguez con fecha del 24 de julio (10.00 horas. ¡Los cineastas madrugan!).

Asimismo, el blog desgrana el arranque de la película -tres amigos ante la crisis de los 30, ante cómo afrontar la madurez cuando aún se tiene el alma adolescente-, así como los intrincados perfiles de los tres protagonistas del filme: Tristán Ulloa (Manuel), Guillermo Toledo (Julio) y una debutante Blanca Romero, en el papel de Ana.

<b< Personajes . "Personaje. Manuel. Todo el mundo tiene un fantasma. El fantasma de Manuel lo visita con frecuencia. De noche, cuando conduce camino a casa, el tipo que pudo-haber-sido-y-no-será viene a sentarse en el asiento del copiloto y siempre pregunta lo mismo: por qué. Eso es lo jodido del asunto".

"Personaje. Ana. Son las cinco de la mañana. Hay una chica borracha en un puente. Se ríe a carcajadas. Va descalza. Es imposible retirar la vista de su sonrisa. Lleva un vestido que se descuelga de un hombro y una sandalia en la mano. (....). Tiene 36 años, pero disfruta como una niña. No sé si haría lo mismo si no la estuviera mirando".

"Personaje. Julio vive en hoteles. Tiene una estampa de un trébol de cuatro hojas en la cartera y duerme poco. Pero no importa. Siempre hay gente en los recibidores de los hoteles.....".

Con esta sensación de haber echado un vistazo a los papeles de trabajo de Rodríguez y Rafel Cobos -con el que firma el guión-, After emplaza al lector a una próxima entrega: los cines.

  • 1