Díaz destinará "más de 120 millones" para educación en 2015

La presidenta ha criticado duramente los Presupuestos Generales del Estado (PGE), por ser "injustos" y demostrar que Andalucía no está "en la agenda de prioridades" del Gobierno.

el 23 oct 2014 / 12:59 h.

Susana-Díaz-Parlamento-plen La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado este jueves que la partida que se destinará a educación en los Presupuestos de la Junta para 2015 crecerá "en más de 120 millones" porque el Gobierno andaluz defiende la educación pública y "escucha a quienes han salido a la calle a pedirle a este Gobierno que minimice los efectos de la Ley Wert". Así, se ha pronunciado Díaz en la sesión de control al Ejecutivo en el Pleno del Parlamento, donde ha apuntado que las personas que se han manifestado estos días en defensa de la educación son conscientes de que "tocar la educación es tocar el ascensor social", lo que le lleva al Gobierno andaluz a realizar "esfuerzos adicionales" en sus cuentas. La jefa del Ejecutivo andaluz, que ha criticado duramente los Presupuestos Generales del Estado (PGE), por ser "injustos" y demostrar que Andalucía no está "en la agenda de prioridades" del Gobierno central, ha querido dejar claro que los Presupuestos de la Junta para 2015 serán "el espejo" en el que el Gobierno de Rajoy "no querrá mirarse". Tras lamentar que el Gobierno central vaya a dejar "solo" al Ejecutivo andaluz en su "batalla" contra el desempleo, reduciendo en un 57 por ciento las inversiones en esta materia, la presidenta de la Junta ha criticado que el Gobierno de Mariano Rajoy baje los impuestos a una "élite" y lo cargue, sin embargo, en los más de cinco millones de desempleados, uno de ellos en Andalucía. "Los intereses generales del conjunto de la población se supeditan en los PGE a unos pocos privilegiados", ha destacado Díaz, también ha censurado los recortes al estado del bienestar y que ha cifrado en más de 10.000 millones desde 2011. "Nosotros apostamos por el camino contrario, el de apostar por los servicios públicos de calidad", ha agregado la presidenta. En este contexto, ha garantizado que el Gobierno andaluz va a seguir apostando por la dependencia, pese a estar soportando "a pulmón" el 75 por ciento de las ayudas que se conceden en Andalucía porque el Ejecutivo de Rajoy vuelve a "cargar" contra un derecho que quiere que sea "insostenible". En materia de inversiones para Andalucía recogidas en los PGE, Díaz ha negado que hayan aumentado respecto a la cantidad recibida en 2014 y ha aclarado que lo que aumentan son aquellas partidas que dejaron de ejecutar el pasado año y que las vuelven incorporar al presente presupuesto, poniendo como ejemplo la alta velocidad en Almería. "Hemos tenido aquí al presidente del Gobierno y no ha sido capaz de explicar por qué hay 834 millones para la alta velocidad entre Murcia y Barcelona y, en cambio, no hay recursos adiciones para que la alta velocidad llegue a Almería y solo contempla 130 millones entre Murcia y Almería", ha agregado. Entre aplausos, la presidenta de la Junta también ha considerado "sangrante" y "antieconómico" que el Gobierno de la Nación no apueste por la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla. Asimismo, ha lamentado que Andalucía esté perdiendo unos 1.000 millones al año con la "mala aplicación" del sistema de financiación. PSOE-A: LOS PGE, UN INSTRUMENTO PARA "DAÑAR" AL GOBIERNO ANDALUZ Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista, que ha advertido de que Andalucía se enfrenta a uno de los escenarios presupuestarios "más complicados" de su historia, ha afirmado que la Comunidad vuelve a estar "en el punto de mira" como principal "damnificada" de los PGE del Gobierno de Rajoy. Según ha apuntado, los 'populares' utilizan desde que llegaron al Gobierno los PGE como "principal instrumento" para hacer oposición a Andalucía. "Rajoy ha firmado cuatro presupuestos diseñados contra esta tierra, con el objetivo de hacernos el mayor daño posible con auténticas puñaladas". En su opinión, en los PGE para 2015 se evidencian los "ataques, la discriminación y el ensañamiento" del Gobierno con Andalucía. "Son una cuentas que destilan amargura y suponen un arma de castigo en manos de un partido preso de sus errores y que lo que perdieron en las urnas lo quieren ganar con una estrategia de asfixia a Andalucía y una vergonzosa utilización de los poderes del Estado", ha concluido.

  • 1