Economía

Díaz Ferrán no dimite pero convoca elecciones

El presidente de la CEOE accede a la petición de sus vicepresidentes

el 04 oct 2010 / 13:41 h.

Gerardo Díaz Ferrán, en una imagen de archivo.

No valió que una de sus empresas, Air Comet, dejara a miles de pasajeros en plenas fiestas navideñas en tierra. Ni que todos los empleados de Viajes Marsans, buque insignia de su imperio turístico, se quedaran en la calle. La continuidad de Gerardo Díaz Ferrán al frente de la CEOE parecía indiscutible incluso antes el verano, aunque a la vuelta de las vacaciones el resto de los empresarios españoles se lo han pensado. Y han presionado. Y han logrado que el patrón de los patronos, que parecía poco dispuesto a ello, claudicase ayer al anunciar en la reunión mantenida con los 21 vicepresidentes de la CEOE su decisión de convocar elecciones anticipadas a la presidencia de la Confederación, que iban a celebrarse en 2013, aunque no precisó la fecha ni si se presentará para revalidar su cargo. La dimisión ni la ha barajado.
Según informó un portavoz de la CEOE, Díaz Ferrán transmitirá este anuncio al comité ejecutivo y a la junta directiva en la próxima reunión ordinaria, que tendrá lugar el 20 de octubre.

Los estatutos de la organización establecen que la convocatoria de elecciones debe ser comunicada con, al menos, dos meses de antelación a su celebración, con lo que no podría fijarse antes del 20 de diciembre y todo apunta a que se demoraría hasta, por lo menos, enero de 2011, según confirmaron fuentes de la patronal a Europa Press.

Así pues, en algo más de dos semanas Díaz Ferrán comunicará a los órganos del gobierno de la patronal su decisión de realizar la citada convocatoria y "las circunstancias de la misma en función de los estatutos", con lo que será entonces cuando se desvelen estas cuestiones, concretaron desde CEOE.

Durante la reunión, inicialmente convocada para analizar los detalles de la huelga general del 29 de septiembre, los vicepresidentes "expresaron unánimente su valoración muy positiva de la presidencia de Díaz Ferrán en CEOE", según la patronal.

Además, "resaltaron la transparencia de su gestión, la modernización introducida en la Confederación y su labor para ampliar la representatividad de la misma y su grado de apertura en la toma de decisiones, así como la participación de todos sus miembros".

Con este anuncio, Díaz Ferrán parece lanzar un órdago a la organización, después de que diferentes voces procedentes de la propia patronal pidieran su relevo tras los problemas empresariales que ha atravesado en los últimos meses y que han culminado con la quiebra de Air Comet, la intervención de Seguros Mercurio y, finalmente, la venta de Marsans y Trapsa. Así, el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) o la Asociaciones de Agencias de Viajes (Feaav) habían venido pidiendo la dimisión de Díaz Ferrán, que hasta ahora resistía los envites.

Incluso el presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo, Joan Rosell, uno de sus principales valedores, reconoció recientemente que los problemas que arrastran las empresas dirigidas por el responsable de la CEOE no contribuyen a dar la mejor imagen de la patronal española.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, mostró ayer su deseo de que la convocatoria de elecciones en la CEOE contribuya a "hacer fluido y posible" el diálogo de la patronal con el Gobierno y los sindicatos. Corbacho, en declaraciones a Onda Cero, consideró "evidente" que la CEOE "necesita algún tipo de salida que le dé más seguridad".

La hora de Santiago Herrero

¿Llegó la hora de Santiago Herrero? El presidente de la patronal andaluza CEA, quien en su día se presentara como rival de Díaz Ferrán en la CEOE, deberá despejar por fin si se presentará o no a las elecciones a la cúpula de la organización española.

Él y sólo él. Nadie en su entorno sabe a ciencia cierta qué decisión adoptará el patrón andaluz, y aunque en los últimos tiempos ha manifestado su fidelidad a Díaz Ferrán -frente a las no pocas críticas que le lanzó en sus comienzos por el proceso de designación de éste, la complacencia inicial con el Gobierno y la escasa experiencia en materia de negociación laboral-, nunca ha cerrado la puerta a presentarse como candidato a la presidencia de la CEOE. En su día se verá, dijo Herrero a este periódico en primavera.

El experimento de poner al frente de la CEOE a un empresario, y no a un ejecutivo sin empresas como lo fuera José María Cuevas, ha fracasado, pues Díaz Ferrán ha tenido que combinar la gestión de sus empresas con la presidencia patronal. La caída de Marsans y sus frentes judiciales salpican a la organización. Ya no ese trataba de un empresario que sufría, como tantos otros, la crisis, sino de un mal gestor.

Herrero ha ganado posiciones en la CEOE por su labor como presidente de su Comisión de Relaciones Laborales, con un papel protagonista en el diálogo social -pactó la negociación colectiva que impuso la moderación salarial, un triunfo patronal en toda regla, y fue duro en el proceso de reforma laboral-. Es un técnico. Tiene amigos en Cataluña y País Vasco, pero no gusta en Madrid. Si quiere aspirar, tendrá que pelear -y mucho- para ganar adeptos.

 

  • 1