Díaz reclama una ley nacional que impida cortar la luz a las familias

La presidenta dice que Andalucía estará “bastante cerca” de cumplir el déficit, descarta adelantar las elecciones y confía en que en 2014 se cree empleo.

el 25 dic 2013 / 19:10 h.

La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, reclamó ayer que para todo el país se apruebe una ley nacional y se abra un debate para “garantizar suministros vitales básicos a todas las familias”. Díaz apeló al caso de Francia y exigió mirar a otros países europeos donde en época de frío o crudeza se impide cortar la luz aunque no se paguen las facturas. El Congreso rechazó semanas atrás, con la mayoría absoluta del PP, esta iniciativa. Las estadísticas oficiales indican que una de cada diez familias españolas no podrán pagar la luz este invierno. susana-diaz-serEn Andalucía, el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, de IU, anunció una ley andaluza –que ya ha aprobado Cataluña– que impide lo que llaman “desahucios energéticos” y que garantizaría a las familias no perder los suministros de luz y agua. Según estimó, alrededor de 1,4 millones de andaluces sufren un desahucio energético. La parte socialista del Gobierno andaluz acogió con escepticismo esta iniciativa –la presidenta recriminó a sus socios que  escribieran titulares “a costa de los más débiles”– pero ayer Díaz abanderó la medida y la trasladó al ámbito nacional. Antes, el Ejecutivo andaluz había enfriado el anuncio de IU, que insiste en que se aprobara este año, y descartó cuantificar económicamente o poner plazo a esta medida. Valderas anunció un nuevo impuesto ecológico para sufragar el coste. En una entrevista en la SER, la presidenta de la Junta negó que esta medida contra los cortes de luz y agua a las familias más desfavorecidas sea de IU y apeló a “no poner apellidos”a las medidas que surgen del Gobierno andaluz.  Su afirmación tuvo eco y la diputada de IU Inmaculada Nieto escribió esto en Twitter: “Presidenta Junta dice ahora en @La_SER q propuesta d @iuandalucia d garantía d luz y agua es d todo el gobierno: lo q hace la Navidad...”. Díaz reclamó “un debate nacional y no parches de las comunidades” y recordó que hay “muchas familias que ya no pueden soportar más”. Sobre la nueva factura de la luz que el Gobierno desvelará este viernes y la subida prevista, lamentó que este asunto se haya gestionado por parte del Gobierno “de la peor manera posible”, con “oscurantismo, crueldad e insensibilidad”, añadió. Durante la entrevista en la SER, Díaz repasó la actualidad y trasladó su esperanza en que 2014 sea el año en que “muchos ciudadanos encuentren un puesto de trabajo” y Andalucía pueda “remontar el vuelo”. La presidenta de la Junta aseguró que el próximo año se eliminarán trámites burocráticos para facilitar la inversión y admitió que sus planes de choque contra el paro son “mejorables”. Abogó por revisar el actual modelo de concertación social con sindicatos y patronal –tras los escándalos que apuntan al desvío de fondos públicos– e insistió en que hay que “abrir en canal” la economía. No descartó abrir el diálogo a “nuevos interlocutores”. La dirigente socialista garantizó que Andalucía se situará como una “comunidad cumplidora” con el objetivo de déficit público.Situó a Andalucía “bastante cerca” del tope impuesto y confió en la “sensibilidad” del Gobierno. Andalucía, admitió, tendrá que seguir recortando “en todo lo que no impacte en los servicios públicos fundamentales” y admitió que hay inversiones “que tendrán que esperar”. La presidenta hizo una llamada a las empresas públicas –hay un grupo de trabajo prometido para reestructurar el sector público– y les exigió “un esfuerzo adicional sobre aquello que sea accesorio o superfluo”. Díaz reiteró su compromiso de que los empleados públicos recuperarán sus pagas extra en 2015 y volvió a negarse a crear un impuesto a las grandes superficies, como exige IU, mientras que estas empresas mantengan su compromiso de no recortar empleo en Andalucía. Díaz descartó tajantemente un adelanto electoral en  2014. Consideró que convocar elecciones “complicaría” la recuperación económica. La socialista se fijó como reto que el PSOE comience su remontada electoral en las elecciones europeas de mayo y volvió a descartarse para el liderazgo nacional de su partido. Eso sí, no descartó que algún andaluz dé el salto para aspirar a esas primarias y eludió pronunciarse sobre el futuro de Alfredo Pérez Rubalcaba hasta que él no despeje si quiere seguir o no. Sobre la futura ley del aborto, reiteró que la Junta la llevará al Constitucional. Cataluña. La presidenta de la Junta anunció ayer en los micrófonos de la SER que estará “próximamente” en Cataluña para reunirse con las casas de Andalucía, constituidas por los emigrantes de esta tierra. Tras el desafío independentista de la Generalitat, la socialista llamó a abrir el diálogo y admitió que todas las partes tendrán que “ceder” y que no conduce a nada las imposiciones “a las bravas”. Díaz también se refirió al coste de la corrupción, en concreto del caso de los ERE, para su Gobierno y lamentó el “daño a la sociedad andaluza”. La socialista lamentó que la imagen de Andalucía fuera de la comunidad se asocie a la corrupción y volvió a repetir que será “implacable” contra cualquier caso. “Me duele que Andalucía sea noticia por la corrupción”, admitió la socialista.

  • 1