Díaz quiere agotar la legislatura pero no "a cualquier precio"

Afirma que no quiere que pase lo de Cataluña, donde los líderes políticos están en "el tacticismo electoral y en debates de trastienda".

el 15 ene 2015 / 11:16 h.

susana-diaz La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha garantizado este jueves que mientras tenga estabilidad en su Gobierno, intentará agotar la legislatura, si bien nunca lo hará "a costa de cualquier precio". Así se ha pronunciado la presidenta durante su intervención en Málaga en un desayuno-coloquio organizado por el diario Sur, durante el cual ha sido preguntada sobre la situación de las relaciones entre PSOE-A e IULV-CA, socios en el Ejecutivo andaluz. Susana Díaz ha señalado que lo que ella anhela, quiere y desea es estabilidad, la que ha tenido hasta estos momentos. "Esa es mi prioridad y lo primero que está en mi cabeza y, evidentemente, para lo que voy a trabajar, porque esa estabilidad es mi responsabilidad con los andaluces, tener un Gobierno estable y que genere seguridad y confianza, y todo lo demás no es bueno para el Gobierno y, sobre todo, no es bueno para Andalucía", según ha expresado Díaz. Asimismo, ha advertido de que si alguien tiene que valorar la actuación del Gobierno serán los andaluces y no serán ni PSOE-A ni IULV-CA ni ningún otro. Susana Díaz ha querido dejar claro que se siente satisfecha con lo que está haciendo su Gobierno y que, en este sentido, le gustaría que todos defendieran y sacaran pecho de lo que está haciendo en unos momentos muy difíciles y complicados. En su opinión, el balance es muy positivo porque el Ejecutivo andaluz está actuando y se está poniendo al frente de los problemas, adoptando medidas, y blindando el estado del bienestar. Ha expresado que a veces no deja de llamarle la atención que la preocupación de algunos no sea defender la acción de este Gobierno, que, con "sus luces y sombras", es bastante aceptable para quienes tenemos ideas progresista y defendemos un modelo social. "Cada uno sabrá cómo quiere hacer política, pero yo lo tengo claro y se lo que quiero hacer", ha sentenciado Díaz, quien ha apuntado que hasta ahora ha tenido estabilidad en su Gobierno y que espera que siga siendo así, si bien esa estabilidad "no va a depender de los votos internos de una fuerza política o de otra, sino que va a depender siempre de la voluntad del conjunto de los ciudadanos en Andalucía". "Serán los ciudadanos los que tendrán el derecho, cuando corresponda, de pronunciarse sobre la labor de este Gobierno", según ha señalado Díaz, convencida de que Andalucía es hoy un factor de estabilidad y de esperanza en el conjunto de España y hay que seguir apostando por ese papel. NO ES BUENO PONER FECHA DE CADUCIDAD Para la presidenta, lo que tiene que regir la actuación de su Ejecutivo es dar confianza y seguridad a los andaluces y, por eso, quiere estabilidad, al tiempo que ha advertido de que no es bueno para Andalucía ponerle fecha de caducidad al Gobierno, algo que, según ha apuntado, saben sus socios de IU. Susana Díaz ha garantizado que mientras tenga estabilidad va a intentar agotar la legislatura, pero nunca lo hará "a costa de cualquier precio, sino que siempre será si los andaluces van a tener un Gobierno serio, responsable y que les dé confianza". "Cuando entienda que eso no sea posible, lógicamente, hablarán los andaluces", ha recalcado. Asimismo, ha expresado que no quiere que en Andalucía pase lo que está pasando en Cataluña, donde los ciudadanos están viendo a sus líderes políticos "en el tacticismo electoral, en los debates de trastienda, hablando de grandes estructuras de estado y donde están ausentes los problemas de los ciudadanos". Susana Díaz ha confiado en que los dos partidos que conforman su Gobierno sean conscientes "de la esperanza con la que nos miran miles de ciudadanos, del trabajo que estamos haciendo y de la responsabilidad que tenemos al frente de nueve millones de ciudadanos". Preguntada sobre si tras las próximas elecciones autonómicas estaría dispuesta a reeditar un pacto con IULV-CA, la presidenta ha señalado que ella aspira a lograr una mayoría suficiente para gobernar en solitario. "Voy a intentar tener la confianza mayoritaria de los andaluces para hacer lo que quiero hacer porque sé el puerto al que llevo Andalucía", ha expresado. Ha descartado cualquier tipo de acuerdos con PP o con Podemos. Ha señalado que para su partido es "incompatible" gobernar con el Partido Popular y mucho menos con otros que ponen en cuestión el 78, que, "con sus luces y sombras", nos ha permitido llegar aquí, en referencia a Podemos.  

  • 1