Díaz pide al Gobierno que permita a la Junta gestionar el Guadalquivir

Ha dicho hoy que pedirá "sensibilidad" al Gobierno de la nación para que "se cumpla la voluntad del Parlamento" de Andalucía.

el 23 abr 2014 / 12:24 h.

susana-diazLa presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha dicho hoy que pedirá "sensibilidad" al Gobierno central para que "se cumpla la voluntad del Parlamento" de Andalucía "y permita" la gestión de la Cuenca del Guadalquivir por la comunidad autónoma, convencida de que ello garantizará que sea "eficaz y eficiente". "No me gusta pleitear por fueros y competencias, sino por la gestión y, como en el caso de la mina de Aznalcóllar, tiene que formar parte de un acuerdo", ha asegurado Díaz tras señalar que no va a "cuestionar" la sentencia sobre la titularidad de la Cuenca del Guadalquivir, pero "sí reivindicar que se cumpla la voluntad del Parlamento de que la gestión se ejerza en Andalucía". Díaz ha hecho esta reflexión durante el acto de inauguración en Sevilla del III Congreso Andaluz de Agricultura y Regadío, organizado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y la Asociación de Regantes de Andalucía (AREDA), bajo el lema "Agua y agricultura: motor de desarrollo", y que reúne a más de un centenar de comunidades de regantes. En su intervención, ha anunciado también que hoy mismo se pondrá en contacto con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, para instarle a que modifique la normativa que impide a los regantes pagar "por el consumo real" de la energía eléctrica. "No podemos permitir que sigan aumentando los costes y que se tenga que pagar por el consumo máximo que se hace a lo largo del año y no por el consumo real", ha recalcado Díaz, que ha considerado "urgente" un cambio de la normativa y ha confiado en la "sensibilidad" del Gobierno. La presidenta de la Junta, que ha dicho que asume las reivindicaciones del regadío andaluz, ha destacado la importancia de este sector, que representa el 57 % de la producción y supone el 60 % del empleo agrario en Andalucía. Ha defendido una distribución de los recursos hídricos "equitativa, solidaria y en consonancia con el consumo" tras señalar que "no puede haber excedente en unas zonas del territorio y escasez en otros". La jefa del Gobierno andaluz ha reiterado hoy que la Junta no está de acuerdo con el reparto de la PAC y que, por ello, va a asumir la parte del presupuesto de desarrollo rural que se "ha recortado" a Andalucía (258 millones de euros). Ha resaltado, por otra parte, que la Junta trabaja ya en la "hoja de ruta" para hacer más sostenible el campo andaluz, y ha subrayado que en las dos últimas décadas se han invertido 1.400 millones de euros en la modernización de los regadíos. Díaz ha apostado por que la Junta gestione la cuenca del Guadalquivir después de que el secretario general de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, defendiera en su intervención esta "vieja reivindicación" con el argumento de que "en el corto periodo de tiempo que la Junta tuvo las competencias se pusieron en marcha una serie de procesos de reorganización y consolidación de recursos muy positivos". Rodríguez ha aludido también al problema de la subida "abusiva" de los costes eléctricos y las ponencias del Congreso irán precisamente en esa dirección, la de que es posible una reforma legislativa que "permita pagar por lo que se consume y por el tiempo que se consume", según el responsable de UPA-Andalucía. Tras quejarse de que el "interés general" sean las eléctricas y que se ponga "contra las cuerdas" al regadío andaluz, ha pedido a la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, presente en el acto, que "ponga en marcha" la Ley de Aguas para que ésta se convierta en un motor de desarrollo de Andalucía. Por su parte, el vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Regantes de España, Matías Gómez, ha pedido también a la presidenta de la Junta que haga "lo imposible" para que la Cuenca del Guadalquivir sea gestionada desde la comunidad autónoma para que ésta "pueda seguir viviendo de la agricultura". El presidente de AREDA, Marcelo Morales, ha defendido que cualquier política de aguas tiene que "poner delante los intereses de la sociedad", y ha abogado por reformas que garanticen una distribución territorial "más justa y equilibrada" del agua. "Los regantes andaluces necesitamos que definitivamente se culminen los procesos de reorganización de los regadíos", ha pedido Morales, que ha reivindicado también un régimen tarifario que incentive el ahorro y que facture por el agua realmente consumida.

  • 1