Díaz pide que nadie ponga "en cuestión la voluntad" de los militantes andaluces

La presidenta andaluza asegura que durante el proceso de recogida de avales cada uno se ha pronunciado "con libertad".

el 30 jun 2014 / 18:16 h.

Susana Díaz, durante su visita al nuevo centro polivalente de Proyecto Hombre Sevilla en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra. Susana Díaz, durante su visita al nuevo centro polivalente de Proyecto Hombre Sevilla en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra. La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha pedido este lunes que nadie en el partido ponga "en cuestión la voluntad de los militantes socialistas andaluces" durante el proceso de recogida de avales que ha culminado y en el que cada uno se ha pronunciado "con libertad". En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Susana Díaz ha señalado que no le gustaría que nadie en el PSOE "tuviera la tentación de comprar la idea que durante años venimos combatiendo en esta tierra al PP de que el voto andaluz vale menos o que el andaluz no sabe lo que vota o lo que elige". Ha recalcado que no le gustaría que nadie en su partido pensara así ni sobre Andalucía ni sobre ningún otro territorio en España. Ha señalado que si algo tiene de positivo este proceso es que cada militante del PSOE "avala a quien le da la gana y va a votar a quien quiera, pensando en que el PSOE tiene un compromiso con España y que tenemos que ser la alternativa de gobierno que este país necesita". Preguntada sobre si ha ayudado a Pedro Sánchez, ha señalado que no lo ha hecho porque su obligación es "coser el día después". Ha indicado que si bien podría perfectamente decir qué candidato cree que es el mejor para gestionar un tiempo que va a ser muy difícil, no lo ha hecho porque cree que el ser presidenta de la Junta y secretaria general de la federación más amplia, le obliga "a ayudar el día después para que el congreso de julio no sea como el de Sevilla" y no se cometan los mismos "errores". "Eso solo lo puedo hacer manteniendo la coherencia y es lo que estoy pretendiendo hacer", ha apuntando Díaz, quien ha insistido en que no le gustaría que nadie esté poniendo "en cuestión la voluntad de los militantes socialistas andaluces". Se ha mostrado convencida de que el PSOE-A es la columna vertebral del partido y el que le da "firmeza", pero que "nadie dude de la libertad y de la voluntad que cada uno de los militantes socialistas puede ejercer". Así va a ocurrir también, según ha apuntado, el día 13 de julio y el 25, durante el congreso. Asimismo, Susana Díaz, que valorado que el andaluz José Antonio Pérez Tapias esté haciendo una campaña centrada en las ideas y el programa y "no en cuestionar la procedencia de los avales", ha querido dejar claro que todos los criterios que dividan le van a parecer erróneos. "Lo que no quiero para España tampoco lo quiero para el PSOE: no quiero elementos que confronten, sino elementos que sumen entre nosotros" ha sentenciado. Susana Díaz ha pedido a los tres candidatos que se someterán a la votación de los militantes el día 13 que después de esa fecha, "haya la generosidad de saber que España no puede esperar más, que los ciudadanos necesitan un PSOE fuerte que deje de distraerse permanentemente en cuestiones internas". "Hay que darse un baño de realidad porque la situación en la calle es muy dura y el PSOE no puede estar distraído cuando miles de ciudadanos lo están pasando mal", ha indicado Susana Díaz. Respecto a si cree que el hecho de tener más avales implica ya algo, Susana Díaz ha expresado que no lo sabe y que de momento "sabemos lo que piensan aquellos que han decidido avalar y ahora habrá que ver qué piensan los que vayan a la urna, si son los mismos o conseguimos que otros muchos más den el paso y que el día 13 sea una fiesta y de recuperar la ilusión y las ganas de sentirse la alternativa mayoritaria de la izquierda". De otro lado, preguntada sobre si considera que Alfredo Pérez Rubalcaba ha tardado en irse, Díaz ha indicado que eso habrá que preguntárselo a él, pero que si la decisión de irse la tomó el mismo día "tardó poco, pero si la tomó muchos días antes, entonces se retrasó en ella". SIEMPRE LE HA DICHO A RUBALCABA LO QUE PENSABA Ha querido dejar claro que ella siempre ha dicho a Rubalcaba lo que pensaba y que tiene el "apoyo y la lealtad de Andalucía porque es nuestra responsabilidad". Ha indicado que Pérez Rubalcaba tiene la responsabilidad de dirigir el partido todavía, hasta el día 25, y, al igual que ella y los demás secretarios regionales, de que esto salga bien y no repitamos "los errores" de Sevilla. Ha señalado que nunca ha "negociado" con el secretario general, sino que siempre ha apoyado "lo que él entendía lo que era mejor para el partido". Ha garantizado que gane quien gane el congreso, contará con el apoyo de Andalucía, apuntando que cuando el PSOE está unido, muestra su fortaleza y centra sus energías en dar respuesta a lo que está pasando en la calle, "estamos haciendo lo que tenemos que hacer", mientras que cuando estamos entretenidos en cuestiones internas, los ciudadanos "nos miran y no nos reconocen". Susana Díaz ha manifestado que al no optar a la Secretaría General del PSOE, ha cumplido con su palabra, puesto que siempre dijo que su responsabilidad era Andalucía. "Ni hubo deshoje de la margarita ni estuve me voy o no me voy", ha sentenciado Susana Díaz, quien ha señalado que muchos ciudadanos la paraban por la calle pidiéndole que no se marchara. "Ha pesado en mi decisión, y creo que he acertado, mucho más el compromiso y el vínculo fuerte que se estableció entre la presidenta y los andaluces", ha recalcado.

  • 1