sábado, 15 diciembre 2018
11:50
, última actualización
Local

La Junta y los rectores andaluces rechazan reducir las carreras a tres años

El Gobierno ha aprobado flexibilizar los grados para permitir carreras de 3 años a partir del próximo curso. La Junta convocará de urgencia el Consejo de Universidades.

el 30 ene 2015 / 13:08 h.

TAGS:

El presidente de la AUPA, Eduardo González (izda.) y José Ignacio Wert, ministro de Educación. / EFE El presidente de la AUPA, Eduardo González (izda.) y José Ignacio Wert, ministro de Educación. / EFE El Gobierno central aprobó este viernes el Real Decreto que flexibiliza la duración de los estudios universitarios dando libre albedrío a cada universidad para ofertar grados de tres o cuatro años a completar con uno dos años de máster, mucho más caros. El crédito del grado cuesta 12,62 euros frente a los 30 del crédito del máster no habilitante (precios vigentes en Andalucía). Los rectores de las universidades públicas andaluzas ya se posicionaron en contra y este viernes recalcaron esa postura:no es el momento puesto que hace apenas cuatro años que se implantó el Plan Bolonia que unificó todos los estudios en cuatro años (con la posibilidad de uno de máster) y aún no se ha evaluado y, sobre todo, rechazan que no se fije un criterio común generando una competencia entre universidades por captar alumnos, ya que el mismo título podría hacerse en tres o cuatro años según la Universidad. Ayer, tras la aprobación del decreto, insistieron en esta línea pero con la petición expresa sobre la mesa de la Junta para que no apliquen la reducción. Primero fue la presidenta Susana Díaz vía tuiter la que pidió a las universidades andaluzas no aplicar una reforma por «convertir la educación en un lujo» y «romper la igualdad» y luego el consejero de Economía, José Sánchez Maldonado, anunció que convocará de forma urgente una reunión con el Consejo Andaluz de Universidades para abordarlo. Las universidades deciden pero si además la Junta tampoco quiere parece claro que en Andalucía, las carreras seguirán teniendo cuatro cursos, al menos en las públicas. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, defendió que se trata de corregir los problemas de «transitabilidad» de los estudiantes españoles que querían continuar sus estudios fuera y de los extranjeros que vienen a España, ya que cuando se implantó Bolonia, solo ocho países (además de España), optaron por la fórmula de cuatro años de grado y uno de máster frente a la más generalizada de tres de grado y uno o dos de máster. Pero sobre todo, tiró del argumento económico afirmando que con carreras más cortas las familias españolas «ahorrarían 150 millones de euros» y los jóvenes un año para llegar al mercado laboral. Argumentó que la titulación que se exige es el grado y el máster es un complemento. Precisamente, es el argumento económico, además de la falta de consenso, el que esgrimen la Junta, los sindicatos y los alumnos –ayer hubo movilizaciones en todas las universidades andaluzas como en el resto del país y el Sindicato de Estudiantes ha anunciada una huelga de 48 horas–, al señalar que el grado será una formación mínima y para tener opciones reales habrá que pagarse un máster, convirtiendo la formación universitaria en «elitista». Sólo en las profesiones reguladas (ingenierías, arquitectura y Ciencias de la Salud) cuesta igual el crédito del grado y el máster. En el resto hay gran diferencia. Según Wert, aumentará el número de alumnos que hacen máster (hoy el 20 por ciento) y habrá «un abaratamiento de su coste». El presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA), Eduardo González, señaló sin embargo que en caso de pasar al sistema tres (años de grado) más dos (de máster), «el precio de los máster tendría que ser más cercano al de los grados». Y sobre todo rechazan el momento y que no se fije un criterio igual para todos. Con todo, entre las universidades públicas andaluzas hay unanimidad para no poner carreras de tres años (no así en el resto de España: Cataluña y varias privadas).

  • 1