jueves, 13 diciembre 2018
11:21
, última actualización

Díaz se compromete en Jaén a culminar los cuatro años de legislatura si gana

Un día después del ofrecimiento de Pedro Sánchez para sellar una alianza con ella en San Telmo y él en Moncloa, la candidata socialista subraya que aspira a terminar el mandato.

el 14 mar 2015 / 14:11 h.

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata del PSOE para la reelección, Susana Díaz, a su llegada al acto público celebrado hoy en el Pabellón semicubierto del Palacio de Ferias de Jaén. / EFE La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata del PSOE para la reelección, Susana Díaz, a su llegada al acto público celebrado hoy en el Pabellón semicubierto del Palacio de Ferias de Jaén. / EFE Después del esperado mitin con Pedro Sánchez en Almería, la presidenta de la Junta y candidata socialista, Susana Díaz, se subió al autobús de caravana, recorrió 300 kilómetros de noche hasta Jaén, y se despertó en el reciento ferial de la ciudad jiennense ante 2.500 simpatizantes y militantes, sobre todo personas mayores que fueron trasladadas en autobús. De un fortín del PP como Almería a una trinchera tradicional del PSOE como Jaén, donde se concentra mucho voto rural afín a los socialistas, y donde perdieron la hegemonía en las últimas elecciones autonómicas. Aquí hay en juego 11 escaños, es la provincia con menos peso en el Parlamento andaluz. En 2012, el PSOE perdió dos diputados, pasó de siete a cinco (uno desapareció del reparto por la caída poblacional de Jaén, el otro se lo arrebató IU), el PP igualó con cinco parlamentarios a los socialistas, e IU obtuvo uno. La candidata socialista llegó afónica, pero terminó su discurso de principio a fin. Esta vez dio una clave más. En su ataque diario al Gobierno de Mariano Rajoy y al PP, Díaz dejó caer esta vez un compromiso de que consumirá la legislatura si gana las elecciones del 22 de marzo. “No saben los cuatro años que les espera con esta presidenta”, dijo. Que un candidato se comprometa a culminar el mandato a priori no debería extrañar a nadie, pero es algo que no han hecho los dos últimos expresidentes andaluces. Manuel Chaves ganó las elecciones en 2008 con mayoría absoluta, y al año siguiente se marchó como ministro al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Su sucesor, José Antonio Griñán, perdió los comicios en 2012, pero mantuvo el Gobierno gracias a un pacto con IU. Se marchó un año después al Senado, dejando el cargo a Susana Díaz. Ella tampoco ha agotado la legislatura actual. Tras 18 meses como presidenta, rompió el pacto con IU acusando a sus socios de provocar “inestabilidad” en el gobierno y adelantó las elecciones un año, al 22 de marzo. Precisamente ese movimiento es lo que hizo que muchos pensaran que Díaz estaba acelerando los tiempos electorales para dar el salto a la política nacional. Primero debía ser ratificada en las urnas en unas elecciones andaluzas, y luego sería candidata a la Presidencia del Gobierno, desplazando al secretario general de su partido, Pedro Sánchez, que se presentará a las primarias de julio. El líder socialista se estrenó ayer en campaña junto a Susana Díaz en un mitin de Vícar (Almería), donde ofreció a la presidenta andaluza “forjar una alianza” de gobiernos socialistas entre San Telmo, sede de la Junta, y Moncloa. La candidata socialista tuvo la oportunidad de coger el guante en ese momento y zanjar las especulaciones que la sitúan en la carrera por la candidatura a la Presidencia del Gobierno después de las andaluzas. Pero no lo hizo. Cada vez que le preguntan, Díaz insiste en que no se irá a ninguna parte, que su sitio es Andalucía y sus compromiso con los andaluces. Hoy ha subrayado que le quedan cuatro años como presidenta de la Junta si gana el 22 de marzo. Otra cosa es que le guste Pedro Sánchez como candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno. Díaz también ha sido muy crítica con el presidente Mariano Rajoy, que hoy está en Córdoba, esta tarde Granada y mañana en Almería apoyando al aspirante popular, Juan Manuel Moreno.

  • 1