Local

Dictan orden de alejamiento a tres menores por acoso escolar

Tres menores de Huesca no podrán acercarse menos de cien metros de distancia de un ex compañero del colegio que fue víctimas durante más de dos años de sus agresiones, insultos y amenazas. El Juzgado de Menores de Huesca resolvió con una orden de alejamiento este nuevo caso de acoso escolar.

el 14 sep 2009 / 21:37 h.

TAGS:

Tres menores de Huesca no podrán acercarse menos de cien metros de distancia de un ex compañero del colegio que fue víctimas durante más de dos años de sus agresiones, insultos y amenazas. El Juzgado de Menores de Huesca resolvió con una orden de alejamiento este nuevo caso de acoso escolar registrado en un colegio de la ciudad aragonesa.

La resolución judicial considera suficiente el historial médico de la víctima -dolores de estómago, vómitos, fiebres, migrañas y temor a salir de casa a causa de las supuestas agresiones-, para adoptar su decisión a la espera del juicio que se celebrará contra los agresores.

En su denuncia, los padres del menor aseguraron que su hijo empezó a sufrir la situación de acoso a los 11 años, cuando cursaba el primer curso de la ESO y después de ser obligado a ver un robo en un garaje a manos de sus supuestos agresores, que tenían su misma edad.

Al negarse a participar en nuevas acciones de este tipo, el niño comenzó a ser víctima de golpes, insultos y amenazas por parte de sus compañeros hasta que, tras recibir una paliza que grabaron en vídeo y después borraron, reveló a sus padres la situación.

La madre del menor, Arancha, explicó que su hijo llegaba a casa con moratones, que inicialmente decía que se las había hecho jugando al fútbol y que, cuando contó las verdaderas causas, se le "cayó el mundo encima".

Poco después los padres cambiaron de colegio a su hijo, que comenzó a sentirse mejor con sus compañeros y adaptarse a la vida escolar, situación que volvió a alterarse cuando sus ex compañeros frecuentaron el patio del nuevo centro en horario escolar, donde volvieron a amenazarle.

Según la madre, su hijo calló un tiempo para no darle más disgustos, pero al cabo de los meses su sufrimiento volvió a hacerse visible. A pesar de denunciar por vía judicial los hechos, las amenazas siguieron, lo que motivó una rápida actuación tanto de la Policía Judicial como de la Fiscalía de Menores y de la Justicia, que dictó hace unos días una orden de alejamiento contra los tres presuntos acosadores.

  • 1