Deportes

Diego Capel pide paso

Importante reto el que se le presenta esta temporada a Diego Capel. Tras completar unos meses excepcionales e incluso ser convocado por la selección española, terminó por perder buena parte de su sitio en la recta final en detrimento de Perotti y Adriano. Una situación que quiere revertir.

el 16 sep 2009 / 08:25 h.

Importante reto el que se le presenta esta temporada a Diego Capel. Tras completar unos meses excepcionales e incluso ser convocado por la selección española, terminó por perder buena parte de su sitio en la recta final en detrimento de Perotti y Adriano. Una situación que quiere revertir.

Mucho se esperaba la anterior campaña de Diego Capel. Después de dar el salto definitivo al primer equipo en la temporada 2007/2008, el almeriense tenía el importante reto de consolidarse como una pieza imprescindible en las alineaciones de Manolo Jiménez. Y lo consiguió a medias.

Tras comenzar la campaña como titular y ser una de las sensaciones del primer tramo de la Liga, sufrió una, más que nunca, inoportuna lesión el pasado octubre en un aductor, que le cortó su meteórica progresión y le mantuvo cerca de dos meses apartados de los terrenos.

No quedó ahí sólo el contratiempo, sino que este le obligó a abandonar una concentración de la selección española, con quien debutó vez frente a Dinamarca el 19 de agosto. Del Bosque convocó en su lugar a Riera, y desde entonces el catalán del Liverpool ha sido un fijo en los planes del combinado nacional y el almeriense ha tratado de llegar, aunque sin éxito, al nivel mostrado por aquel entonces.

Esta campaña, el zurdo ha arrancado con ganas de reivindicarse. A pesar del palo que se llevó en el desplazamiento a Valencia donde su equipo perdió y él no jugó ningún minuto, en los dos encuentros de clasificación para el Europeo de la selección española sub 21 ha sido uno de los destacados e incluso vio puerta el pasado lunes frente a la débil Liechtenstein.

Un doble compromiso que espera que le haya ayudado para saltar de inicio el sábado a las 10 de la noche frente al Zaragoza, en el debut en el Sánchez Pizjuán. 'Si las cosas salen bien, una selección siempre es el mejor escaparate que puede haber', explica.

Sabe que este año la competencia ha subido aún más si cabe. A su habitual lucha deportiva con el brasileño Adriano por la banda siniestra, y la incorporación del argentino Perotti desde el tramo final de la temporada anterior, se le suma que con Negredo las opciones de jugar con dos extremos abiertos por banda se reducen, en beneficio de un jugador más todoterreno como el africano Romaric y optar así por jugar con una dupla atacante. A pesar de ello, el de Albox no se rinde ni mucho menos y reclama su sitio. 'Voy a ponerles las cosas difíciles al míster. Sabe que puedo estar ahí', comenta el 16.

Aunque no puede quejarse de no haber jugado en la anterior Liga, lo cierto es que de los 32 partidos en los que saltó al campo sólo seis los jugó al completo. En 15 fue titular y en otros 17 fue sustituido. Acumulando, así, un total de 1.602 minutos, lejos de los Adriano, Kanouté, Luis Fabiano, Navas o Romaric.

El reencuentro con la grada. Pensando en el colectivo el canterano quiere devolver la sonrisa a la afición tras el primer tropiezo de la temporada en Mestalla.

'En la primera jornada no se vio al Sevilla que todos queremos, tenemos ganas de conseguir la victoria', declara, y espera que 'la afición responda'.

Entiende el disgusto de la gente por la mala imagen que se ofreció en Valencia, pero aboga por tener un margen de confianza mayor para poder demostrar en el campo lo que la plantilla lleva dentro. 'Las críticas hay que respetarlas, nosotros nos dedicamos a jugar, y a tratar de hacer las cosas bien', dice, y le pide a los hinchas que 'sean un poco reflexivos', ya que están en los albores de la temporada.

  • 1