lunes, 18 febrero 2019
11:54
, última actualización
Local

Diego El Cigala: billete de ida y vuelta a argentina

Después de brillar en el flamenco y hacer suyo el bolero con ‘Lágrimas negras’, este versátil intérprete alardea de alma porteña con su nuevo trabajo discográfico.

el 17 jun 2010 / 19:57 h.

TAGS:

En su nuevo disco Cigala&Tango, Diego El Cigala viste la tradición argentina de flamenco al interpretar los once tangos que le han hecho "más daño", un álbum que el cantaor define como "música del alma" y que surgió cuando, una noche, el público argentino se rindió a su cante de Garganta con arena. "Este disco dice: ‘señores, miren lo que hago, canto tango, pero no lo hago como Roberto Goyeneche ni como Carlos Gardel, porque para cantarlo así ya están ellos. Yo lo hago a mi manera, pero sin desvirtuarlo'", explica El Cigala (Madrid 1968) a Efe.

El día que me quieras, Sus ojos se cerraron, Tomo y ombligo o Alfonsina y el mar son algunos de los temas que componen este trabajo, grabado en directo el pasado 29 de abril en la sala Gran Rex de Buenos Aires, donde el cantaor madrileño interpreta el tango "como no se había hecho antes".

"El tango siempre se ha cantado muy recto -señala-, yo quería darle musicalidad, ir para arriba y para abajo y volverlo un poco loco".

En una mezcla de estilos que busca, ante todo, "respetar" los géneros para que estén "a partes iguales", El Cigala admite la imposibilidad de cantar tango "muy flamenco", porque un sonido jondo "quedaría ridículo". Nostalgia es el único tema cantado "por bulerías" y el cantaor, que decidió hacer este disco hace seis meses, cuando el público argentino "enloqueció" mientras cantaba el tango Garganta con arena en un concierto, reconoce haber sentido "miedo" al mezclar las canciones Yucali y Libertango.

"Ambas son el mismo tema, tienen las mismas melodías y las mismas cadencias aunque en un primer momento parecen no tener nada que ver", explica, señalando que "lo más bonito" de Cigala&Tango fue ir "adivinando" los temas en el escenario. "Tuvimos quince días para ensayar y cuatro actuaciones en directo, en las que fuimos corrigiendo errores de cara al concierto del Gran Rex en Buenos Aires, que fue el que finalmente grabamos".

Cigala&Tango, que se pone a la venta el próximo 20 de junio, es el octavo disco de la carrera de Diego El Cigala, y cuenta con la colaboración de Andrés Calamaro y los músicos Néstor Marconi y Juanjo Domíguez. "Ellos han aportado todo en lo que concierne al tango", ha afirmado El Cigala, que ha destacado "la tragedia" que da el bandoneón de Marconi al tango y el "milagro de la música" que sintió la primera vez que los vio tocar.

En el caso de Calamaro, que además de colaborar en el disco y en los conciertos ha dedicado un poema al cantaor, El Cigala ha dicho que es "de la familia" y "una persona entrañable", que le ha demostrado "todo" como artista. "Ha estado en cuatro conciertos y canta conmigo Los hermanos, una milonga de Atahualpa Yupanqui en la que suena perfecto, canta como nunca antes lo he oído", confiesa. Además del disco, de la "aventura argentina", El Cigala se ha llevado un videoclip, un DVD del directo y un documental dirigido por Claudio Divella, que es a la vez "diario de viaje" y "espía" del proceso de creación.

Para el DVD, que se pondrá a la venta en diciembre, ha reservado cuatro "sorpresas", entre las que destaca una versión de un tema de la banda sonora de la película El Padrino. "La música de El Padrino me atraía mucho porque la película me hizo descubrir la verdadera magia del cine. Interpretar esta canción en directo fue un momento mágico, de los temas que más disfruté". En el tintero se quedó Naranjo en flor, un tango que descubrió "tarde" pero que si incluirá en sus conciertos.

Para el artista, que no cree en las fusiones y al que le resulta difícil ponerse "etiquetas", cantar tango fue una "necesidad", y no teme lo que puedan decir los puristas del flamenco. "Yo hago verdadero flamenco, ahí está mi interior, pero mi música es una búsqueda continua".

  • 1