Local

Diego Valderas

No ha sido fácil la precampaña para Diego Valderas, sobre todo porque mientras que el resto de candidatos andaba haciendo promesas electorales, el coordinador regional de IU tenía al enemigo en casa.

el 15 sep 2009 / 00:30 h.

TAGS:

No ha sido fácil la precampaña para Diego Valderas, sobre todo porque mientras que el resto de candidatos andaba haciendo promesas electorales, el coordinador regional de IU tenía al enemigo en casa. Un endiablado proceso de confección de las listas electorales de la federación de izquierdas terminó por convertirse en una guerra interna a la que se puso sordina casi cuando Manuel Chaves ya estaba disolviendo el Parlamento y convocando elecciones. Aunque sin declaraciones públicas, las partes de ese conflicto esperan a después de las elecciones para volver a la carga.

Como consecuencia de esta situación interna, Diego Valderas vuelve a tener las cosas difíciles para el 9-M: es candidato a la Presidencia de la Junta por una circunscripción en la que no obtuvo escaño en 2004. Huelva será el lugar al que Valderas siempre regrese en estos 15 días de campaña oficial, tanto por su costumbre de volver a su casa de Bollullos para recargar las pilas como porque de lo que digan los onubenses dependerá en gran medida su futuro político. También el de IU en Andalucía, ya que el liderazgo del coordinador regional puede condicionar, y mucho, el rumbo que tome la organización y la política de alianzas después del 9-M. La posibilidad de que el ala más radical de la federación de izquierdas llegue al Parlamento de la mano del líder de la CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo, abona esta teoría. Somos como Andalucía.

IU hace falta es el lema con el que Diego Valderas recorrerá toda la geografía andaluza. El objetivo más ambicioso al que la federación de izquierdas sabe que puede aspirar es robarle al PSOE la mayoría absoluta, un escenario en el que se le abriría una amplio margen de maniobra para influir en el Gobierno andaluz.

  • 1