martes, 26 marzo 2019
10:53
, última actualización
Local

Diez años de instructora

Dolores García fue la magistrada de crímenes tan mediáticos como el del celador o el de la movida.

el 13 abr 2010 / 20:08 h.

TAGS:

Aunque ayer fue nombrada oficialmente como presidenta del jurado del caso Marta del Castillo, el lunes ella ya sabía que tendría que hacerse cargo del caso más "insólito" y mediático. Como ya publicó ayer este periódico, la magistrada de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla Dolores Sánchez García será la encargada de dirigir el proceso del tribunal popular.

Sánchez García tiene ante sí un caso complicado, no sólo ya por la repercusión mediática y social, sino por las dificultades técnicas del mismo. La magistrada llegó a la Audiencia hace casi dos años -en julio los cumplirá- con la experiencia de diez años al frente del Juzgado de Instrucción número 18, al que llegó en agosto de 1998. Una experiencia curtida con casos de gran relevancia como el crimen que acabó con la vida de un joven cuando hacía botellona en los Jardines de Murillo -conocido como el caso de la movida- o la causa contra Ricardo Suárez, el acusado de acribillar a balazos sin mediar palabra un celador del Virgen del Rocío porque había atropellado a su hija, aunque ésta no sufrió ningún tipo de lesión.

Quienes la conocen dicen de esta magistrada, natural de Linares (Jaén), que es una mujer tranquila y con mucha mano derecha para llevar las situaciones tensas ante un acusado. Sánchez García, antes que juez instructora, fue la titular del desparecido Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Andalucía, hasta que en 2007, paradójicamente, estuvo al frente del Instrucción 4. En 2003, solicitó una plaza en la Sala lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en Sevilla, que le fue denegada.

Las defensas pedirán la recusación de la magistrada

Las defensas de Javier Delgado y Samuel Benítez se están van a plantear ante la Oficina del Jurado la recusación de la magistrada presidente designada para el juicio del caso, Dolores Sánchez García, al considerar que está "contaminada" porque ha sido una de las encargadas de resolver los recursos que se han ido planteando en la fase de instrucción.
El abogado de Samuel, Manuel Caballero, explicó ayer que se trata "simplemente de una cuestión procesal", ya que la Sección Primera ha dictado varios autos sobre el caso, "en los que ha ido más allá de su funciones, valorando hasta las pruebas". Por ello, Caballero, que también se opondrá a que el caso sea por jurado, entiende que es "inadmisible" que sea un magistrado de esta Sección el que se encargue del juicio.

Por su parte, el abogado de Javier, José Manuel Carrión, señaló que "existe una contaminación que puede dar lugar a un prejuicio". El abogado ya incluso presentó una queja ante el presidente de la Audiencia porque las resoluciones eran filtradas a la prensa antes de notificarlas a los abogados y porque el presidente de la Sección incluso telefoneó al padre de Marta para decirle que Javier iba a seguir en prisión.

Mientras tanto la Oficina del Jurado ya nombró ayer oficialmente a la magistrada, mientras los funcionarios se afanaban en guardar y clasificar los 25 tomos del sumario y las pruebas remitidas desde el Juzgado de Instrucción el lunes al mediodía. La plantilla tuvo que hacer limpieza en el archivo de la Oficina para poder ubicar los voluminosos legajos, entre los que incluso se encontraba la silla de ruedas que supuestamente fue usada para sacar a Marta de León XIII.

  • 1