lunes, 17 diciembre 2018
00:25
, última actualización
Deportes

Diez años del primer paso europeo del Sevilla FC

(FOTOGALERÍA) Aniversario de la remontada ante el Panathinaikos, en una semana donde la Europa League está en boca de todos. Primera alegría europea del siglo.

el 24 feb 2015 / 10:09 h.

Partido entre el Sevilla-Panathinaikos. /EDD Partido entre el Sevilla-Panathinaikos. /EDD Galería de imágenes   Llevaba el Sevilla nueve años sin aparecer por Europa, desde que cayera a manos del Barcelona el 5 de diciembre del 95. Tras ese recordado gol de Baptista a Osasuna en la última jornada de Liga, viajar por Europa volvía a ser una realidad tangible. Estaba Joaquín Caparrós en el banquillo nervionense y el proyecto del gran Sevilla de los años posteriores se estaba comenzando a gestar. Era la primera participación en el nuevo siglo. El Nacional de Madeira fue la primera prueba, para posteriormente medirse en una liguilla (novedad para un Sevilla acostumbrado a eliminatorias) a Zenit, Lille y Aachen. Superando esta barrera llegaban los temidos dieciseisavos, el momento de comenzar a superar cruces a doble partido con rivales más experimentados en la competición. El primero que tocó en suerte era el Panathinaikos griego, un clásico de las aventuras continentales. El partido de ida en Atenas finalizó con 1-0 para los helenos. Era la hora de remontar en Nervión, de vivir en casa una de esas noches mágicas que con el tiempo se han ido haciendo legendarias. Justamente hoy, 24 de febrero, hace diez años de aquella noche que muchos sevillistas recordarán. La alineación de aquel día fue: Esteban; Daniel Alvez, Aitor Ocio, Pablo Alfaro, David; Martí, Renato, Jesuli; Julio Baptista, Antoñito y Aranda. A diez minutos del final el marcador reflejaba un 0-0 que dejaba fuera a los sevillistas y Caparrós optó por llenar el equipo de delanteros con la entrada de Darío Silva y Makukula por Jesuli y Martí. Sería el gigante africano el encargado de igualar el encuentro a siete del final. Tirando de épica, el primer de los cambios, Adriano por Pablo Alfaro, marcó en el descuento. El brasileño era héroe en Nervión, aunque al que de verdad se veía enloquecido era un Makukula que por fin justificaba su contratación. Era el primer paso adelante, tirando de toda la emoción que trae esta competición, del Sevilla en Europa. Posteriormente tocó la de arena con la eliminación en octavos a manos del Parma. (0-0 en la ida y 1-0 en Italia). Todo esto viene a recordar cómo son las eliminatorias a doble partido en la ahora denominada Europa League. El Sevilla visita el jueves al Gladbach en Alemania, en un duelo decisivo para el devenir de la temporada. Nadie piensa en un tropiezo, pero la eliminatoria no es sencilla y el resultado se antoja ajustado. Habrá que hacer gol en el Borussia Park para aparecer el viernes en el sorteo. Los nervios ya están a flor de pie. Es la suerte de poder disfrutar del fútbol en Europa. Y esta época dorada comenzó hace diez años, con una remontada en Nervión.

  • 1