Local

Diez cardenales españoles, entre los candidatos a ser el futuro Papa

el 08 mar 2013 / 13:34 h.

TAGS:

Diez cardenales españoles, entre ellos cinco electores y otros  tantos solo elegibles por ser mayores de 80 años, se encuentran entre  los candidatos a ser el sucesor de Benedicto XVI. Sus perfiles  completos se pueden consultar en la página web  'www.europapress.es/conclave.html' dentro del especial de Europa  Press 'www.europapress.es/sociedad/conclave-00773'.

Entre los menores de 80 años que tienen derecho a voto en el  Cónclave de 2013, que comenzará la próxima semana, se encuentra el  cardenal Santos Abril y Castelló, que nació en Alfambra (Teruel) hace  77 años y es un gran conocedor de la situación en Africa, Asia,  América Latina y Los Balcanes, donde ha sido nuncio. Además, su cargo  en la sección española de la Secretaría de Estado le permitió ser  profesor de español de Juan Pablo II. Asimismo, desde 2011, es  arcipreste de la Basílica Papal de Santa María la Mayor y  vicecamarlengo de la Santa Iglesia Romana.

También se sitúa en este grupo el cardenal Antonio Cañizares  Llovera, que nació en Utiel hace 67 años y que actualmente es  Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de  los Sacramentos del Vaticano además de arzobispo emérito de Toledo.  Según ha explicado a Europa Press el director del Congreso Católicos  y Vida Pública --impulsado por la ACdP y la Fundación San Pablo  CEU--, Rafael Ortega,  Cañizares es un hombre con una preparación  "muy fuerte" que llevó en la Conferencia Episcopal Española lo que  Ratzinger a nivel mundial, es decir, la Secretaría para la Doctrina  de la Fe.

Asimismo, es elector y elegible el cardenal arzobispo de Madrid,  Antonio María Rouco Varela, que nació el 20 de agosto de 1936 en  Villalba (Lugo), tiene 76 años y desde los 10 ya sabía que quería ser  "sacerdote por encima de todo". Se caracteriza por ser un defensor  del matrimonio como unión entre hombre y mujer y de la  indisolubilidad de esa unión, algo que aprendió del ejemplo de vida  que le dieron sus padres. Es un cardenal teólogo cultivado entre  España y Munich y el primer arzobispo encargado de la organización de  dos JMJ, la de Santiago de Compostela en 1989 y la de Madrid en  2011.

Entre los candidatos a papable también se encuentra el cardenal  arzobispo Emérito de Sevilla Carlos Amigo Vallejo, nacido el 23 de  agosto de hace 78 años en Medina de Rioseco (Valladolid), donde  inició sus estudios de Medicina, que pronto abandonó para ingresar en  el noviciado de la Orden de Hermanos Menores franciscanos. Pero a  este castellano también le gusta hablar de fútbol y en sus tiempos  mozos hasta jugó al baloncesto con sus 1,92 metros de altura, según  explica en el libro 'Entrevistas con doce obispos españoles', de  Isidro Catela, en el que también apunta que un tema "muy querido"  para él es el del diálogo interreligioso con el mundo musulmán.

Mientras, el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez  Sistach, nació en la ciudad condal el 29 del abril de 1937, tiene 75  años y, aunque no le quedan días libres en su agenda, entre viaje y  viaje, saca tiempo para leer, hacer crucigramas, acudir al Camp Nou o  a Montjüic o ver el fútbol desde la televisión. Desde que Benedicto  XVI lo creó cardenal en 2007, participa en la Curia Romana como  miembro del Pontificio Consejo para los Laicos; del Pontificio  Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la  Iglesia; del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica y de la  Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.

CON VOZ EN LAS CONGREGACIONES PERO SIN VOTO EN EL CONCLAVE

Por otro lado, entre los cardenales no votantes que sí han podido  participar en las Congregaciones Generales, se encuentra Julián  Herranz, de 82 años, nacido en Baena (Córdoba), presidente emérito  del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos y de la Comisión  Disciplinaria de la Curia Romana. Herranz ha sido el encargado de  presidir la Comisión investigadora del caso Vatileaks instituida en  abril de 2012 por Benedicto XVI.

Asimismo, se encuentra entre los purpurados el cardenal arzobispo  emérito de Toledo Francisco Alvarez Martínez que nació en Ferroñes,  Oviedo, tiene 87 años y considera que uno de los mayores desafíos de  la Iglesia es la familia, tal y como señaló en el Consistorio de  cardenales de mayo de 2001. Alvarez Martínez, al que quienes le  conocen le definen como una persona dialogante y humilde, fue creado  cardenal por Juan Pablo II el 21 de febrero de 2001.

También destaca el cardenal arzobispo emérito de Barcelona Ricardo  María Carles Gordó cuyo pensamiento sobre la Iglesia se puede resumir  en su frase: "Solo si nos ven unidos, el mundo creerá. No hay cuerpo  posible si los miembros se odian unos a otros". Gordó nació en  Valencia, y a sus  86 años, le gusta el fútbol, ha hecho alpinismo y  espeleología. Además, como buen valenciano, le gusta el Mediterráneo,  tiene amor por la Mare de Deu y le gusta la traca fallera.

Igualmente, el cardenal José Manuel Estepa Llaurens, originario de  Andújar (Jaén) es, a sus 87 años, uno de los 207 purpurados que  podrían ser elegidos. Fue creado cardenal por Benedicto XVI a los 84  años y ha destacado por su vinculación con la Enseñanza y la  Catequesis. De hecho, fue uno de los redactores del Catecismo de la  Iglesia Católica y la Santa Sede le encargó la versión y edición  española del Compendio del mismo.

Además, entre los posibles papables también aparece el cardenal  Eduardo Martínez Somalo, riojano de 85 años, que fue camarlengo y  fiel acompañante de Juan Pablo II en sus viajes. El pasado mes de  julio de 2012, durante unas vacaciones en su tierra natal, dejó claro  que el objetivo actual de la Iglesia pasa por "evangelizar y  reevangelizar" en países como España para recuperar las raíces  cristianas. Martínez Somalo, ha tenido un largo recorrido en la Curia  Romana, donde ha sido prefecto de la Congregación para los Institutos  de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y también  camarlengo. 

  • 1