Local

Diez debates claves para un sprint de quince días

Los partidos encaran la recta final de un proceso que decidirá el futuro del PGOU, Tablada o el Guadalquivir

el 07 may 2011 / 22:31 h.

TAGS:

La Alcaldía de Sevilla, el prólogo de las elecciones autonómicas de 2012 y uno de los hitos que marcará el resultado del pulso entre PSOE y PP, se juega en unos pocos votos. Quizá menos de los 4.000 que separaron a Zoido de Monteseirin en 2007. Pero no porque el resultado vuelva a estar igualado, sino porque el PP, que tocó techo hace años,  está a sólo unos sufragios de la mayoría absoluta. La dificultad del salto que necesitan los populares queda reflejado en una simple prueba de la ley d’hont:  contando con que IU mantenga un nivel de apoyos más o menos similares como reflejan las encuestas, los populares necesitan una ventaja de 20.000 votos respecto a los socialistas para gobernar.  
Y la horquilla tan reducida que separa al PP de este límite de los 20.000 votos hace esenciales los quince días de una campaña que ha arrancado condicionada por la Feria y que tendrá mañana un segundo pistoletazo de salida, una vez finalizado un fin de semana que los partidos han asumido que debían dar prácticamente por perdido al menos en lo que a grandes actos se refiere. Porque ese puñado de votos, ante una más que previsible elevada abstención, se decide en el alto nivel de indecisos que detectan todos los sondeos y en los votantes socialistas que aún dudan si acudirán a las urnas el 22 de mayo. La distancia es tan frágil que elementos que podían ser anecdóticos son ahora fundamentales. Los socialistas luchan por elevar ese perfil bajo en el que parece atascada la campaña, el PP aunque afectado por los dos últimos reveses (la encuesta del CIS que demuestra que hay partido, y la colocación de publicidad electoral antes de tiempo) sigue intentando frenar el juego;  IU busca afianzar su discurso más ideológico, y PA y Upyd persiguen los resquicios de un sistema que les deja escasas posibilidades. Y en este escenario los proyectos que definen el futuro de la ciudad quedan a veces en un segundo plano. Pese a esto, la campaña se inicia con una decena de debates clave encima de la mesa.

Un nuevo modelo de Ayuntamiento

El punto de partida de los programas electorales de las tres formaciones con representación en el Consistorio es la transformación de la administración local. Son más las coincidencias que las diferencias entre las distintas propuestas. PSOE, PP e IU abogan por una estructura muy descentralizada, en la que los distritos asuman competencias y recursos económicos. Los tres coinciden además en un plan de austeridad en las cuentas municipales ante la situación de crisis económica que debe afectar principalmente a los altos cargos. Tanto Juan Espadas como Juan Ignacio Zoido han asumido públicamente el compromiso de recortar los sueldos y de reducir el número de puestos de libre designación en el Ayuntamiento. De las principales formaciones que concurren a las elecciones sólo Upyd rechaza continuar el proceso de descentralización del Consistorio.

El futuro público de tussam y lipasam

Dentro de la transformación del Ayuntamiento, uno de los debates electorales más complejos es el que afecta al futuro de las empresas municipales, especialmente Tussam y Lipasam, que arrastran importantes deudas y pérdidas (aunque la empresa de transportes haya logrado un balance positivo por primera vez en 2010 por un cambio en el sistema contable). Aunque en algunas ocasiones ha dudado públicamente, el PP, como el resto de formaciones, se compromete a mantener el carácter público de todas las sociedades municipales, incluso comparte el veto a la privatización de las líneas de Tussam. Socialistas y populares tienen trazadas sus estrategias por si llegan al gobierno, que pasan por dotar de un perfil más técnico a los gestores. El PP asegura que no habrá políticos, el PSOE que pondrá gestores a cargo de un independiente con un perfil solvente como Eugenio Suárez Palomares. IU hace bandera del mantenimiento de los puestos de trabajo y de las plantillas municipales de las empresas, y se ha posicionado con los sindicatos.  

El PGOU se revisa

El documento urbanístico marco de la ciudad, que se aprobó en 2006, está amenazado. El nuevo mandato, con un alcalde socialista o con uno del PP, será el de la revisión de un plan que se trazó para una ciudad sujeta a unas necesidades que la crisis ha modificado. El PP de Juan Ignacio Zoido es especialmente contundente en su discurso: “Estoy dispuesto a tocarlo cuantas veces sea necesario”, apuntó en un encuentro con empresarios. También Espadas ha mostrado su disposición a realizar retoques en el documento, como el necesario para que Altadis pase a tener un uso terciario, o el que ha dejado ya encauzado Monteseirín para convertir la Gavidia en centro comercial. IU se aferra al proyecto urbanístico y sólo está dispuesto a negociar cambios si tienen una recompensa política. Es el caso de Altadis, IU sólo negociaría el cambio a terciario si logra una parte para parque de economía social.

El reto de completar la recuperación del río

Tras presentar IU esta semana su proyecto, el Guadalquivir ha quedado consolidado como uno de los grandes retos del 22-M. Cada partido tiene una estrategia  para revitalizar una zona en la que, aunque se ha avanzado, quedan materias pendientes. El PP, que en 2007 lideró el debate con su proyecto de una piscina, ha abogado por instalaciones deportivas, un eje turístico y actuaciones en zonas como Plaza de Armas para transformarla en mercadillo. El PSOE ha puesto encima de la mesa un extenso programa de transformación que incluye actividades deportivas, una playa urbana, un gran parque infantil y una reordenación del acceso a la ciudad a través del Cachorro, así como un hotel en Altadis. IU ofrece zonas de deportes naútcos, kioscos-bibliotecas, cine de verano, y exposiciones.

el pulso del metro y el futuro del tranvía

El mandato en el que se ha materializado la revolución del transporte público se ha quedado a medias: no se ha conseguido avanzar lo suficiente en las líneas 2, 3 y 4  y el tranvía no tiene aún diseño  para Santa Justa. El PP llega con un diseño de trazado más caro y con más presencia en el Centro y con la reivindicación de que  las obras se hagan a la vez. El PSOE aboga por una ejecución por tramos y priorizando barrios como Alcosa con los que el candidato se ha comprometido. IU mantiene su escepticismo: si sigue en el gobierno presionará para que la construcción y la gestión del Metro no sea como la línea 1. Del eso dependerá el futuro del tranvía si gobierna el PP, que insiste en que lo quitará cuando esté el suburbano. El PSOE continúa con su ampliación de Santa Justa a la Encarnación, e IU aboga por nuevos ejes tranviarios. 

Tablada,el eterno proyecto bloqueado

Los candidatos de PSOE, PP e IU –al igual que el PA– anuncian que éste será el mandato de Tablada. Pero de momento, sólo dos, PSOE e IU tienen sus proyectos. La federación ha adoptado el diseño de la plataforma Tablada verde, en el que también se ha basado Espadas para su diseño que incluye huertos, deportes aéreos y una playa urbana. Zoido se limita a asegurar que será un parque. Cómo lo harán depende de los tribunales y del modelo que se lleve a cabo. Sólo IU defiende  volver a expropiarlo.

El nuevo modelo de  peatones y bicis

PSOE e IU hacen bandera en sus programas de medidas como las micropeatonalizaciones en los barrios o la mejora de la red de carriles bici. El proyecto de Torrijos incluye ya hasta las vías por las que discurrirá como Pagés del Corro o nuevas calles de Pino Montano, y un plan de pacificación del tráfico con limitaciones de velocidad. El PP afirma que no dará marcha atrás, sólo revisará los puntos negros del carril y de las peatonalizaciones. Para PSOE e IU el Plan Centro debe mantenerse cómo hasta ahora, aunque revisándolo. El PP lo cambiará.  

Aparcamientos, el gran fracaso

El estrecho margen que separa a PSOE y PP convierte en esencial uno de los grandes fracasos de los últimos dos mandatos: el plan de aparcamientos para residentes que nunca llegó a ejecutarse. Zoido lleva meses aprovechándolo en zonas como Santa Justa, El Zodiaco o Triana, prometiendo la solución si gobierna. Espadas centra buena parte de sus planes de barrios en ofrecer alternativas para aparcar.

Economía y empleo, el gran reto y  el más complejo

El Consistorio tiene escaso margen para influir en la creación de empleo. Pero los principales partidos llevan como su propuesta estrella la creación de puestos de trabajo. PSOE y PP han logrado que sus propuestas tengan el beneplácito de los empresarios que mantienen su veto sobre IU. Espadas aboga por un proyecto metropolitano que explore áreas de oportunidad y nuevos sectores con un impulso público; Zoido centra su discurso en agilizar al máximo los trámites y facilitar las gestiones porque “el empleo lo crean las empresas”. IU, por su parte, mira a la economía social y a los sindicatos, y reivindica las políticas activas de empleo.

Barrios, reurbanizaciones y reformas de vías

La batalla electoral se libra en los barrios de la ciudad y a ellos van dirigidos buena parte de los proyectos de los candidatos. El PP lleva años proponiendo planes integrales para rehabilitar zonas degradadas de la ciudad y un plan para acabar con el asentamiento ilegal de El Vacie. El PSOE llega con iniciativas público-privadas para grandes rehabilitaciones con medidas de ahorro energético como en San Pablo. IU centra su atención en Sur.

  • 1